lunes, mayo 30, 2005

La familia sí importa


.

Asociación de Víctimas del Aborto


1) AVA denuncia que en España no exista, por lo menos, las mismas facilidades y oportunidades para seguir con un embarazo que para acabar con él, estando actualmente sólo potenciada y forzada esta vía de la llamada “interrupción voluntaria del embarazo”. Se dispone de una cuenta bancaria en PATAGON 0073 0100 56 0439810886 para domiciliaciones y donativos destinados a financiar la asistencia integral a las parejas que hayan abortado.

2) Existen médicos psiquiatras, ginecólogos y psicólogos que se han ofrecido para atender a las mujeres o parejas de AVA que lo necesiten en toda España.

3) Existe en AVA un grupo de abogados comprometidos por la causa, para defender los derechos de las mujeres que hayan sido violados en cada caso.

A finales de febrero de 2005, ya son más de trescientos cincuenta asociados en España y se están acercando numerosas mujeres y hombres víctimas de su aborto provocado. Algunos ciudadanos de países de todo el mundo han secundado la iniciativa y quieren emprender AVA en sus lugares de origen

sábado, mayo 28, 2005

Chile apuesta por células que salvan vidas



Esto fue como ganarse el Loto solo y con un pozo de 10 mil millones". Así describe Mario Martínez el epílogo de una búsqueda que se prolongó por casi siete meses y que hoy es la única esperanza para salvar la vida de su hijo Raimundo (14 años), afectado de una enfermedad inmune muy poco frecuente.

Lo que esta familia buscaba eran células madre de cordón umbilical. El único lugar donde podían encontrarlas era uno de los cerca de 75 bancos públicos que existen hoy en el planeta.

Dar con las células compatibles para Raimundo sólo fue posible gracias a una extensa búsqueda en las bases de datos de tres centros que agrupan bancos públicos de todo el mundo. Estas instituciones recolectan y almacenan células del cordón umbilical donados por las madres de recién nacidos. La idea es que en algún momento esas células pueden servir a pacientes en cualquier lugar del mundo.

"Las células madre de cordón tienen la capacidad de convertirse en células sanguíneas, por eso se utilizan en personas con enfermedades muy raras de la sangre, así como leucemias, algunas anemias y enfermedades inmunológicas", explica el doctor Francisco Barriga, director del Programa de Trasplante de Médula de la Universidad Católica.

Desde 1988 las células madre extraídas de cordón se están empleando como alternativa a los trasplantes de médula, pues se obtienen de manera segura, no invasiva y pueden trasplantarse sin necesidad de una compatibilidad tan exacta como la que se busca entre los familiares que donan médula a un paciente.

Bancos públicos y privados Más es mejor

El Programa Nacional de Sangre de Cordón del New York Blood Center fue el primero en su tipo. Fundado en 1996 por el médico chileno Pablo Rubinstein, en él se almacenan 25 mil unidades de cordón y es en la actualidad el primer banco al cual se dirigen los médicos de nuestro país cuando buscan un trasplante para sus pacientes.

Además de no tener fines de lucro, los bancos públicos se diferencian de los bancos privados en que las células madre están disponibles para toda persona que las necesite. Sólo se paga por ellas al solicitarlas.

En los bancos privados, en cambio, los padres pagan para que se extraigan y conserven las células de cordón de su hijo. Estas células están disponibles sólo para ese niño o un familiar, en caso de que llegue a requerir un trasplante.

En países desarrollados existe una competencia entre los bancos privados y públicos por captar cordones. Para los públicos abastecerse de un gran número de unidades aumenta las posibilidades de ofrecer mayor compatibilidad a los pacientes.

Esto es crítico en el caso de adultos. Un cordón al que se le ha extraído una gran cantidad de sangre contiene como máximo una cantidad de células suficientes para una persona de hasta 37 kilos. Por eso, para un adulto sobre 60 kg se necesitan dos unidades compatibles.

En Argentina A fines de abril pasado se inauguró en Argentina el primer banco público de células de cordón, bajo el alero del hospital Garrahan, de Buenos Aires. En Latinoamérica, éste se suma a los existentes en Brasil y México.

La doctora Ana del Pozo, directora del banco público de Argentina, explica: "Uno no hace un banco público para autoabastecerse, sino para aportar unidades y diversidad al pool internacional".

Esto es particularmente importante para minorías étnicas. "En Argentina, por ejemplo, tenemos poblaciones indígenas cuyos perfiles genéticos no se encuentran en bancos europeos o de EE.UU.", explica.

En Chile un proyecto ¿Y por qué no pensar en un banco público chileno?

Alguien ya se hizo la pregunta y, si todo marcha como está pronosticado, dicho banco comenzaría a funcionar "antes de fin de año".

Así lo afirma sin vacilar Alejandro Weinstein, gerente general de la Corporación Farmacéutica Recalcine. Con entusiasmado, cuenta que éste es el gran proyecto de su recién creada Fundación Genómika.

"Será un banco sin fines de lucro. Queremos obtener certificación internacional y aportar a los bancos públicos a nivel mundial", explica Weinstein.

El empresario ha visitado bancos en EE.UU. para conocer cómo opera el modelo. Está en contacto con instituciones en Israel y la próxima semana viajará a reunirse con el doctor Rubinstein, para analizar una posible colaboración con el NY Blood Center.

También ha hablado con el banco privado de células madre VidaCel, ubicado en Santiago. Aunque asegura que ellos actuarían sólo como depósito para las unidades que se recolecten en el banco, el gerente general de VidaCel, doctor Alejandro Guiloff, lo ve más como una alianza: "Estamos en conversaciones bastante avanzadas. Nosotros pondríamos la tecnología y ellos serían uno de los accionistas principales".

Mientras busca resolver cómo y con quiénes materializará su proyecto, Alejandro Weinstein también ha pensado cómo resolver la necesidad de autosustentar su fundación. "Genómika se dedicaría también a hacer investigación de frontera en células madre no embrionarias", indica, trasluciendo la posibilidad de que los fondos provengan de desarrollos en el área de la biotecnología.

Presente y futuro SALVADOS

ENTRE 5 MIL y 6 mil personas ya se han trasplantado en el mundo. Un tercio son adultos y en la mayoría de los casos se han empleado células de bancos públicos.

COMPATIBILIDAD

EN EL PROGRAMA Nacional de Sangre de Cordón de Nueva York, los médicos chilenos encuentran células compatibles con el 80% de los pacientes que las requieren.

viernes, mayo 27, 2005

¿De dónde vienen los niños?



Dado que “Los Lunnis” tiene una finalidad didáctica, no estaría mal que se siguiese haciendo uso de tales teleñecos para explicar a los niños cómo vienen al mundo.

Claro está, deben explicarlo una pareja de homosexuales. Así los peques podrán tener las cosas claras: los niños o vienen de París traídos por una cigüeña; o son el fruto de una semilla que en su día plantó papá en el jardín; o la adquisición de una pareja de homosexuales. Es importante lo de adquisición.

-¿Y dónde se adquieren los niños?, preguntarán los hijos adoptivos.

-Pues verás, nene, eso depende de las circunstancias. Puede que los auténticos progenitores abandonen a su retoño, y al quedar huérfanos, se ponen en adopción.

-¿Y qué son los progenitores, papá?

-Déjame acabar, cielo, pero de todas formas, que sepas que no lo entenderás todo. Te sigo explicando: también hay científicos-comerciantes a los que se le ocurrió la brillante idea de hacer del ser humano un producto mercantil. Porque, claro, cuando dos personas se enamoran, van a vivir juntos y tienen que comprar las cosas necesarias para vivir y ser felices: la vivienda, los electrodomésticos, muebles, mascotas, y tantos niños como dinero reste para poder adquirirlos.

Responde el niño: - Pues entonces tengo muchos amigos mentirosos, porque dicen que han nacido por el amor que se tienen su padre y su madre.

El padre adoptivo calla, y busca qué responder:

-Niño, no te dejes engañar, tu quieres mucho a tu perrito, y no por eso vas a tener un bebé, ¿verdad?

El niño se queda asombrado de la sabiduría de su padre. Pero el muy puñetero sigue preguntando:

-Papá, de todas formas, no me has dicho cómo se hacen los niños.

Ésta era fácil de responder:

-Hijo, yo no soy científico.

-Pero, papá, en el cole hemos estudiado que el hombre prehistórico ni siquiera sabía escribir y, en cambio, tenían hijos.

Responde el sabio:

- Ya te dije hijo, que no lo entenderías todo.

- Pero papá, quiero saberlo. Verás, no todo el mundo llega a ser abuelo, ninguno de mis compañeros es padre; sin embargo, jamás ha existido en la historia ninguna persona que no haya sido hijo. Supongo que es importante para la humanidad saber esto, pues si para tener hijos primero hay que serlo, entonces basta con estropear la máquina de hacer niños para acabar con el ser humano. ¿Entiendes papá?, si algún día se le ocurre a algún loco destruir o manipular la máquina de niños, nos extinguiremos...

- ¡Anda niño, no seas exagerado!

Obviamente, papá adoptivo no podía dar la verdadera respuesta, no fuese que el niño pensase que la relación entre sus dos papis es rara al verse privados por la naturaleza de lo más imprescindible para el ser humano. Mucho menos los padres homosexuales podrían vincular el amor al acto sexual por la que se posibilita el nacimiento del ser humano, porque entonces el niño pensaría que el amor entre sus padres es un amor fracasado, por ser infructífero.

Las leyes de la Naturaleza, ¿qué le vamos a hacer? ¿Cambiarla? Hombre, cambiar una ley inventada por el hombre..., es factible; pero las naturales..., habría que recrearlas. ¿Manipularla? Seamos sabios como el niño.
Ricardo Zayas Martínez

Famoso cantante australiano construye Centro Pro-Vida para mujeres embarazadas



SYDNEY, 26 May. 05 (ACI).- El ídolo de la música australiana, Guy Sebastian, recientemente dio a conocer sus planes para invertir su fortuna en un centro pro-vida de consejería para mujeres embarazadas en la ciudad de Sydney.

Este centro incluirá una línea de consulta para embarazadas y para mujeres que hayan abortado. En un foro de internet dedicado a él, Sebastian habla de su deseo de “iniciar un centro al que las mujeres puedan acudir cuando quieran (abortar), un lugar que les permita tomar conciencia de las consecuencias psicológicas y emocionales de esta práctica”.

El cantante afirma que “en mi vida me he cruzado con mujeres, incluyendo amigas cercanas, que han tenido experiencias horrendas luego de haberse sometido a un aborto. Creo que estas mujeres tienen el derecho a tomar una decisión debidamente informadas sobre el asunto. Muchas mujeres nunca superan los daños psicológicos del aborto y sin la guía adecuada, esto afecta sus relaciones, su confianza, autoestima, etc.; de por vida”.

"Con seguridad soy pro vida pero en este caso no se trata de eso”, enfatiza Sebastian en respuesta a quienes lo atacan acusándolo de abusar de su poder e influencia como artista así como dejarse conducir por sus creencias pro-vida. "Este programa no está basado en juicios morales sino en el amor y el respeto que todos merecemos”, agrega.

Además de invertir en el centro de consejería para embarazadas, Guy planea hacer una gira por algunos países pobres de África con World Vision y grabar un Gospel CD como medio para expresar su ferviente fe cristiana.

jueves, mayo 26, 2005

Especialista advierte: No hay duda posible sobre el inicio de la vida humana



Entrevista con la doctora Elizabeth Kipman Cerqueira

SÃO PAULO, miércoles, 25 mayo 2005 (ZENIT.org).- Científicamente no hay duda posible en el momento en que empieza la vida humana, pero la cuestión, «por como es presentada en los medios de comunicación, confunde o disminuye el impacto del hecho de proponer la interrupción o la manipulación de una vida humana», alerta a Zenit la doctora Elizabeth Kipman Cerqueira, ginecóloga.

También especialista en Logoterapia y Logoteoría aplicada a la Educación, así como miembro de la Comisión de Ética y coordinadora del Departamento de Bioética del Hospital «São Francisco» de Jacareí, en el Estado de São Paulo, en esta entrevista aclara el momento en que comienza la vida humana y alerta de las motivaciones que percibe detrás de la experimentación en embriones humanos.

–La ley de Bioseguridad aprobada en Brasil el pasado 2 de marzo permite la investigación en embriones humanos. En este sentido se ha discutido mucho sobre el concepto de vida humana, sobre todo en su fase inicial. Muchos científicos afirman que el zigoto no es sino un conjunto de células. Otros dicen que el ser humano se constituiría sólo después de que el zigoto haya alcanzado los 14 días, cuando existan los primeros signos de la aparición del sistema nervioso. ¿Existe un concepto claro y universal del inicio de la vida humana?

--Doctora Elizabeth Kipman Cerqueira: Los tratados de Medicina siguen afirmando que el inicio de la vida humana ocurre en el momento de la unión entre el óvulo y el espermatozoide. Hasta los grandes defensores del «derecho ilimitado» de la mujer al aborto están de acuerdo con esta definición. Por ejemplo, cuando se le ha preguntado al profesor y filosofo Peter Singer --defensor del «derecho al aborto»--: «¿Para usted cuándo comienza la vida?», ha respondido: «No tengo dudas sobre el hecho de que la vida comienza en el momento de la concepción» (ALIÁS Estado de S.P, 23/01/2005 J3). Debemos tener presente que no existe posibilidad de duda acerca del inicio de la vida humana. La cuestión, por como es presentada en los medios de comunicación, confunde o disminuye el impacto del hecho de proponer la interrupción o la manipulación de una vida humana.

--Se dice que los embriones congelados desde hace más de tres años (que en base a la nueva ley brasileña pueden ser utilizados en la investigación) serían inevitablemente descartados. ¿Es cierto?


--Doctora Elizabeth Kipman Cerqueira: Esta afirmación deriva de una valoración del porcentaje de posibilidad de éxito de gestación en el caso de que estos embriones fueran implantados. Visto que la probabilidad de éxito disminuye con el tiempo, en general se establece este término. La literatura mundial, sin embargo, ha publicado noticias relativas a casos de niños nacidos perfectamente sanos tras haber sido implantados en el útero aún habiendo permanecido congelados por más de tres años cuando eran embriones. El problema es el proceso mismo de la fecundación «in vitro» con todas sus consecuencias, incluido ese «exceso» de embriones congelados. Es una vida humana congelada que puede o no desarrollarse en el futuro. Esta argumentación utilizada para dar luz verde a la investigación en embriones es engañosa. Podríamos compararla a una afirmación totalmente carente de ética como la siguiente: «Los experimentos científicos llevan a la muerte clínica a personas adultas. Vamos a usar sus órganos para trasplantes y a acabar de matarlas, porque no volverán a vivir, sin tener en cuenta los experimentos que han provocado la muerte».

--«La extracción de células estaminales embrionales derivadas de intereses ligados a la investigación no conduce al éxito de los experimentos y provoca directamente la muerte de los embriones», afirma la doctora Claudia Navarini, profesora de la Facultad de Bioética del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum (Roma). ¿Por qué entonces tanto interés por la investigación en embriones y no en células adultas?

--Doctora Elizabeth Kipman Cerqueira: Hay concomitancia de varias situaciones: a) personas que piensan que a la Ciencia todo se le debe permitir y que nada puede frenar un posible descubrimiento; los progresos de la investigación no podrían ser interrumpidos; b) científicos que desean «superar» a otros países en el progreso científico y aspiran a recibir fondos para la investigación; c) personas que tienen el interés económico y social de «deshacerse» de los embriones congelados que requieren un coste para ser mantenidos (con o sin posible lucro derivado de la venta); d) personas que se han convencido de que estas células pueden proporcionar tratamiento para enfermedades terribles e incurables; e) personas que luchan por prestigio político y explotan ciertas situaciones para reclamar la atención de la población; f) personas que utilizan cuestiones como éstas, en las que se camuflan el aborto y la eliminación de la vida humana, para conquistar cada vez más espacio y llegar a la legalización del aborto sin condiciones, en cualquier momento de la gestación; g) personas que desean cambiar los valores fundamentales de nuestra sociedad y que manipulan a los demás.

--¿Ve usted una confusión entre los resultados positivos de la investigación en células estaminales adultas y la euforia de cuantos están entusiasmados por la investigación en embriones?


--Doctora Elizabeth Kipman Cerqueira: Muchos científicos que obtienen resultados positivos utilizando células estaminales adultas no consideran adecuada la investigación en células embrionales. La euforia ha sido manifestada más bien por personas ajenas a la profesión. Los mismos defensores de esta práctica, sin embargo, junto al entusiasmo por la victoria conquistada, se han apresurado a afirmar que no se puede prever exactamente hasta qué punto se llegará con las células embrionales, si serán utilizadas y cuándo podrán serlo. Según muchos científicos empeñados en la investigación en este sector, el entusiasmo provocado por el resultado de la utilización de células estaminales adultas no justifica en modo alguno la insistencia en la necesidad de la utilización de células embrionales, que no han permitido hallar ningún resultado positivo. Al contrario, han dado señales de peligro, como el riesgo de provocar tumores por su crecimiento desordenado. Se pueden obtener aún muchos resultados (¡y hay muchas maravillas por descubrir!) con la utilización de las células estaminales adultas, que no destruyen vidas humanas y ya han permitido alcanzar grandes conquistas terapéuticas.

miércoles, mayo 25, 2005

Una historia impactante



Somos Leire y Rober, os escribimos porque queremos daros las gracias por vuestro apoyo personal y espiritual.

Tenemos cuatro hijos que son una joya. Los dos primeros son Ander y Asier, de cuatro y dos años y las otras dos pequeñajas son Nerea y Uribarri, son mellizas. Más de uno sabéis que nacieron el 17 de febrero y que son las dos síndrome de Down. Lo que al principio nos pareció un disgusto ahora es todo un regalazo de Dios, sí, sí -como lo habíes oído- un regalazo. La fe nos ayudó a aceptarlo con gran ilusión, porque nos han enseñado que uno cuando acepta la voluntad de Dios es feliz, de lo contrario uno vive amargado y triste.

La verdad es que cuanto más planificas tu vida, el Señor te da sorpresas como ésta y te cambia todo de un plumazo, sin avisar. También pensamos desde lo más profundo del corazón que, si en alguna familia tenían que nacer estas niñas para ser acogidas y queridas incondicionalmente, era en la nuestra. ¡Esto es lo primero que nos dijimos cuando nos dieron la noticias y nos abrazamos inmediatamente después del parto! Sabemos que detrás de todo esto está la mano de Dios y que, iluminados con su gracia, sabremos afrontar todos los retos futuros.

Cuando todo parecía que se iba normalizando nos llegó el mazazo de la operación de Nerea. Si no procedíamos con rapidez a una delicadísima operación de corazón, la niña no llegaría a los tres años de vida. La operación no tendría tanto riesgo si se hubiera tratado de un paciente más adulto, pero es que Nerea sólo tenía cuatro meses y pesaba cuatro kilos. Nunca nos olvidaremos de la víspera de la operación, cuando ingresamos en Cruces: tuvimos una conversación con la niña a modo de despedida ya que el futuro era incierto. Fue un momento muy intenso en el que sentimos una tristeza muy profunda que nunca habíamos experimentado antes, aunque esa pena estaba compensada con la calma y esperanza que nos daba la Virgen María, a quien habíamos confiado la vida de nuestra hija.

Pero, por otra parte, estábamos seguros de que la niña iba a salir adelante por todas las oraciones y sacrificios que han hecho muchas personas que incluso ni siquera conocemos. Pero la angustia profunda que tienes en el cuerpo durante la operación y las 48 horas primeras en la UCI te carcomen el corazón y no sabemos que hubiera sido de nosotros si el Señor se nos lleva a Nerea al Cielo. El golpe habría sido demoledor; aunque después de esta increíble experiencia, vamos aprendiendo que Dios siempre está ahí, y que no pide ningún sacrificio sin darnos previamente su gracia y su ayuda.

Y como si de un milagro se tratara, la niña se recuperó antes de lo previsto de una operación a corazón abierto. El mismo cirujano nos comentó su asombro por lo fácil que le había resultado la operación y lo bien que había estado la niña en el transcurso de ella, ya que no surgió ninguna complicación.

Para terminar, deciros que nos sentimos una pareja privilegiada en esta vida por tener los cuatro hijos que tenemos. En Durango, mucha gente nos admira, otra mucha gente piensa que estamos locos y les damos lástima por tener tantos niños y, encima, con síndrome de Down. Pero a nosotros nos importa muy poco todo eso, porque sabemos que el fundamento de nuestro matrimonio es agradar a Dios y por ello luchamos todos los días. Presentimos que estas dos niñas van a ser algo grande en esta vida. Son muchos los corazones que están transformando, en nuestra familia y en la gente de Durango, ya que Dios actúa claramente por medio de ellas.

Enviaros un saludo muy afectuoso a todos los amigos del grupo de Loiola y agradeceros de todo corazón vuestras oraciones, que han obrado el milagro de la vida de nuestra hija Nerea

Un abrazo a todos y hasta pronto.

La Generalitat adoctrina a los médicos con una guía ideológica sobre la píldora del día después



Tras decir que el fármaco es “un método contraceptivo con pocos riesgos”, califica de “falsas creencias” realidades como el efecto abortivo de la pastilla o la necesidad de que las menores tengan el consentimiento de sus padres

La Generalitat de Cataluña ha distribuido recientemente una “guía práctica” en la que adoctrina a los médicos sobre la píldora del día después, que define en todo momento como “contraceptivo de emergencia” a pesar de que está demostrado su efecto abortivo. En uno de sus apartados, el Instituto Catalán de la Salud (ICS) explica que el fármaco tiene “pocos riesgos”, y añade que es “fundamental conseguir una buena accesibilidad a la información y a su uso entre las mujeres en edad reproductiva”. En otro de los párrafos, expone lo que el Gobierno catalán considera “creencias falsas”. Bajo este calificativo, incluye que “el uso repetitivo de la contracepción de emergencia (píldora abortiva) puede tener consecuencias negativas para la salud”, así como el hecho de que, “si se mejora la accesibilidad a la contracepción de emergencia, se utilizará este método como contraceptivo habitual”. También se refiere, en el mismo apartado, a la convicción de “que la contracepción de emergencia es una forma de aborto” o al hecho de que la píldora “promueve la irresponsabilidad y/o el comportamiento de promiscuidad sexual”. La Generalitat también considera falso “creer que las adolescentes y menores de edad no pueden recibir la (mal llamada) contracepción de emergencia si no es con el consentimiento de los padres”.



Por otro lado, esta guía del Gobierno catalán asegura que “los profesionales, en el momento de la indicación de la contracepción de emergencia, han de evitar actitudes que juzguen, comprometan la privacidad o desvirtúen las informaciones sobre los efectos secundarios a corto plazo (náuseas, vómitos, cefaleas, etc.) o a largo plazo”. Cabe recordar que, en el prospecto de la píldora del día después, se dice textualmente que el fármaco “no está recomendado para su uso en niñas ya que los datos disponibles en adolescentes menores de 16 años son muy limitados”. A pesar de ello, la Generalitat desacredita el criterio de los padres y sitúa por encima el de los médicos: “Los diferentes profesionales, médicos de familia, pediatras, ginecólogos, matronas, enfermeras y farmacéuticos) son los que deben proporcionar información sobre la contracepción de emergencia y los que tienen que dar la indicación, siempre trabajando con los criterios de esta Guía de práctica clínica”.



En un fragmento dedicado específicamente a la información individualizada, la guía asegura que, “para facilitar su uso (el de la píldora abortiva), es importante informar a las mujeres/parejas que tienen actitudes y valores contrarios al aborto de que la contracepción de emergencia no es un método abortivo”. Y en cuanto a las menores, la Generalitat establece que “el profesional de sanidad debe ser el responsable de determinar el grado de madurez y el estado psicológico de la menor a la hora de informarla e indicarle la contracepción de emergencia”. Esta frase revela que no se tiene en cuenta para nada lo que piensen los padres. En la misma línea, el documento añade que, “si la menor, según el criterio del profesional sanitario que la atienda, no tiene las suficientes condiciones de madurez para entender el alcance de la intervención/actuación sanitaria, hay que informar de ello a los padres o representantes legales para que puedan dar su consentimiento”. Por tanto, primero el médico y luego, en un segundo o tercer plano, los padres.



Gasto y más gasto


Nuestro periódico ha tenido acceso a esta guía de práctica clínica, editada por el Departamento de Salud de la Generalitat, casi 8 meses después de que el propio Gobierno catalán empezase a repartir la píldora del día después gratis y sin receta, dentro de un plan que supone un gasto anual de 500.000 euros. Se pone al alcance de todos los ciudadanos un lote con una caja de dos comprimidos del fármaco, un preservativo, un folleto informativo y una etiqueta adhesiva para evaluar el programa.



En España, como en otros muchos países, un menor necesita la autorización de sus padres para que le pongan una vacuna antitetánica, así como para todos los actos médicos que puedan provocar alguna reacción en el organismo. ¿Por qué cuando se trata de la píldora del día después, una menor puede adquirir el fármaco sin ningún tipo de autorización? La pastilla, que es abortiva, debería quedar limitada, al menos, a los tres supuestos despenalizadores que establece la ley (violación, malformación del feto y peligro para la salud física o psíquica de la embarazada). El argumento de la falta de tiempo, al ser necesario tomar la píldora en las 72 horas posteriores a la relación sexual, no justifica que se ofrezca el producto a todo el mundo.


La consejera de Salud, Marina Geli, es la principal responsable de esta guía médica que transmite ideología


El prospecto de la píldora del día después incluye una seria advertencia: No está recomendada para menores de 16 años
Mª Victoria Giménez


Esperanza Puente es una de las mujeres que narra su experiencia en «Yo aborté»



«La gente tiene que saber que este sufrimiento no ocurre al otro lado del planeta»


M. García
Madrid- Esperanza Puente es la única mujer española que se ha atrevido a reconocer en un libro que abortó y que se arrepiente profundamente de ello. «Yo aborté» (Vozdepapel), cuya autora es Sara Martín García, acaba de publicarse en toda España y recopila diecisiete testimonios reales de mujeres que han sufrido un aborto provocado en nuestro país.
– Es usted lo más «políticamente incorrecto» que pasa últimamente por los medios de comunicación desde que ha reconocido que «mató» a su hijo...
– Soy consciente de ello. Pero ya va siendo hora de que se dé la cara y se diga la verdad. Me ha tocado a mí, aunque no es nada fácil.
– ¿Por qué es importante este libro?
– Porque son testimonios reales del sufrimiento de mujeres que han abortado. La gente tiene que saber que esto no ocurre al otro lado del planeta, sino a la vuelta de la esquina. Hay que decir «basta» a todos los que aseguran que abortar no es nada o es un derecho. No da libertad ni progreso, sino que provoca sufrimiento.

Todo tiene un comienzo. – ¿Cómo tomó la decisión de abortar?
– Cuando me quedé embarazada volví a revivir toda la angustia del embarazo anterior y no pude soportarlo. Además, en la clínica tampoco me dieron tiempo para pensar...
– Pero, es curioso que el primer hijo sí lo tuviera y el segundo no, precisamente después de haber experimentado la maternidad...
– Tiene su razón de ser. Me hicieron pasar un inferno cuando tuve al primero y en el nuevo embarazo no pude reaccionar... En la clínica me dijeron que era fácil y que se acabaría el problema.
– ¿Y se acabó?
– Todo lo contrario: empezó el problema. Sufrí el Síndrome Post Aborto desde el primer momento. Fue una pesadilla, un infierno de angustia y depresión que duró años.
– ¿Se considera recuperada?
– Sí, gracias a la ayuda psiquiátrica privada que recibí. Pero también gracias a la fe, que me ayudó a perdonarme a mí misma cuando experimenté el perdón de Jesucristo. Fue como liberarme de una carga muy pesada. La fe me ayuda a dar la cara y hablar con serenidad.
– ¿Cómo empezó a salir en los medios de comunicación?
– Conocí la Asociación de Víctimas del Aborto en noviembre de 2004, y desde entonces he aparecido en algunos medios. También me pidieron que hablara y aconsejara a las mujeres que llamaban a AVA en busca de apoyo y consejo.
– ¿Sabía su familia todo esto?
– No. Antes de empezar a aparecer en los medios hablé con ellos. Al principio se sorprendieron y temían el juicio que pudieran hacerme fuera. Ahora me han dado la enhorabuena. ¡Ha sido todo para bien!
– Desde luego, hay que ser muy valiente para dar la cara así...
– Pero no es un tema por el que uno quiera enorgullecerse ni hacerse famoso, todo lo contrario...
– ¿Qué opina su hijo? ¿Lo acepta?
– Cuando se lo conté se sorprendió mucho, pero me apoyó. Me dijo que hiciera lo que tenía que hacer, sobre todo si servía para ayudar.
– Saber que varias madres han decidido tener a su hijo después de leer «Yo aborté» o verla en televisión tienen que ser muy gratificante...
– Es la parte más bonita: mi hijo está en el cielo, pero gracias a él al menos tres seres humanos viven. Ha merecido la pena dar la cara.

Los abortos crecen. – En el libro aparecen las estadísticas de abortos de los últimos años: es espeluznante que crezcan cada vez más...
– El problema está en la desinformación. Se nos plantea que hay que vivir sin responsabilizarse de los propios actos. Y a la larga las imprudencias se pagan y la vida fácil provoca sufrimientos.
– Entonces, ¿cuál es la solución?
– Educar, sobre todo a los padres. Llevamos décadas sin transmitir valores a las generaciones jóvenes, que ahora están más confundidas que nunca. Además, hay que informar a las madres de lo que les puede pasar y de las opciones que tienen para que puedan elegir en libertad.
– Su experiencia demuestra que, a pesar de todo, la vida sigue, y puede seguir bien...
– Claro que sí. Lo importante es superarlo, ser consciente de lo que has hecho de una manera tranquila, sin angustia.

lunes, mayo 23, 2005

Auschwitz no está de moda pero como la mini falda volverá tarde o temprano




ZP prosigue con su utopía. Escuchando un “clamor social” (habrá que ver en qué ambientes se mueve el gobierno actual para escuchar tantas y tantas voces que pocos países en el mundo han oído) ha elevado a los gays a la categoría de “marido y mujer” (matrimonio) y les va a dar la facultad de adoptar tiernos y trémulos infantes.

Hasta ahora nuestro derecho (y el de casi todo el planeta) no contemplaba la posibilidad de que los gays se casaran. La respuesta es clara: “No hay problema, la ley se cambia y punto”. Pero surgen voces en contra, gente que, en conciencia, considera la ley injusta y manifiesta que sus más íntimos principios le impiden cumplirla. De nuevo, nuestro derecho no contemplaba esta posibilidad, pero en este caso la respuesta no es la misma que en el caso anterior: “hay que cumplir la ley establecida”, “ese caso no se contempla en nuestro código civil…” y en esas se quedan los defensores de las minorías y las libertades. ¿Se cambia la ley para reconocer las demandas de una minoría con la que se simpatiza y no se cambia para favorecer las peticiones de otra, a la que se tiene cierta ojeriza? ¿No somos todos iguales? ¿Son más “persona” los gays que los que están en contra de su matrimonio y su posibilidad de adoptar?

Esta claro que el gobierno, como todos, discrimina a unos y favorece a otros, lo que ocurre que ahora son los católicos (como colectivo significativo en contra de esta ley) los que pasan a ocupar el sitio que los gays dejan en la clandestinidad. Ahora los creyentes son los discriminados (“hay que cumplir la ley”) mientras que los homosexuales se redimen y aparecen como ejemplo a seguir por todos. Quién sabe si, en breve, los “cuartos oscuros” de los locales del ambiente se llenarán de velas y católicos rezando, mientras los homosexuales practicarán su sexualidad sin límites en nuestros parques y jardines.

Pero “casar” a una pareja homosexual, para muchos habitantes de este país, es devaluar su concepto de familia e incurrir en una clara injusticia social con todos los matrimonios que existen y han existido. Además, equivale a ser cómplice de los más que probables trastornos psicológicos que sufran los hijos que adopte esa pareja. Por si fuera poco, es también una forma de contribuir a la defunción definitiva de nuestra maltrecha Seguridad Social, que otorgará pensiones y beneficios fiscales a quienes no deberían tenerlos. Y lo más importante: casar a dos gays supone violentar las más íntimas creencias de un católico acerca de lo que es el amor, la familia y, en definitiva, la sociedad.

Los generales alemanes que exterminaron a 5 millones de judíos cumplieron la ley a rajatabla. No se les permitió acogerse a su conciencia, porque la Alemania de Hitler era más poderosa que cualquier creencia y no sentía ningún respeto por valores que no fueran los suyos. Sólo con esa violencia de Estado y con ese totalitarismo se consiguió llegar a uno de los mayores horrores de la historia de la humanidad. Si ZP no regula la objeción de conciencia estará incurriendo en los mismos errores que la Alemania nazi y quién sabe si acabará, como ella, eliminando sistemáticamente a las minorías que le estorban.

Quizá Auschwitz sólo pasó de moda, pero los presupuestos que lo hicieron posible están aún en nuestro ambiente y en nuestros dirigentes. Quizá sea sólo cuestión de tiempo que el desprecio por la dignidad humana y sus derechos fundamentales vuelva a levantar muros para albergar de nuevo a otra forma horror.

Jorge Juan Pérez Jiménez.

domingo, mayo 22, 2005

Una misionera española denuncia el negocio del aborto en República Democrática del Congo


Una misionera española denuncia el negocio del aborto en República Democrática del Congo, según revista Mundo Negro Ana Pérez-Cossío ha creado en el Congo la ONG "Movimiento por la Vida”, para ayudar a las jóvenes embarazas.

Madrid, 19/05/05 (Veritas) - La misionera de la congregación de San José de Cluny, Ana Pérez-Cossío, que lleva más de 30 años en el Congo ayudando a jóvenes madres, muestra su indignación por ver constantemente "en los cubos de basura del hospital central de Brazzaville los fetos de bebés abortados", según publicó el último número de la revista española Mundo Negro, de los Misioneros Combonianos, que recoge hoy Ivicon.

La misionera presta su ayuda como enfermera en el Hospital Universitario de Brazzaville, donde ayuda a jóvenes madres que han sido víctimas de violaciones o de maltratos y critica que "a estas mujeres la única salida que les ofrecen desde los hospitales es la de abortar".

Asegura que “existe en el mundo una auténtica cultura de la muerte que, por desgracia, también está llegando a África" y que "no podemos olvidar que los fetos son una fuente de ingresos muy importante" porque "se utilizan para hacer cosméticos y medicamentos" y por tanto "existe un enorme negocio detrás de los abortos”.

Como protesta, la religiosa se ha presentado ante la casa del presidente del Parlamento congoleño "para que la escuchara e hiciera reflexionar al resto de los políticos y así impedir que sacaran adelante la nueva ley que legalice el aborto en la República Democrática del Congo. De momento, la ley no ha sido aprobada, informa la revista", explican.

Ana Pérez-Cossío ha creado en el Congo la ONG "Movimiento por la Vida”, para ayudar a las jóvenes embarazas. En ella, matronas, enfermeras, médicos y psicólogos ofrecen a las jóvenes embarazadas cuidados prenatales gratuitos, consultas ginecológicas, primeros cuidados del bebé y una canastilla de ropita.

“Gracias a un acuerdo con Cruz Roja estamos suministrando tratamientos retrovirales a las madres seropositivas para que no transmitan el VIH a sus hijos. Hemos salvado a 1.400 niños”, declara la misionera. Algunas de las que han recibido ayuda, prestan su colaboración a las nuevas jóvenes. Otras formas de recuperación son los cursos de formación “Mística por la Vida”, porque “si a estas niñas no se les dan bases de formación espiritual y moral estamos perdiendo el tiempo”, explica Ana Pérez-Cossío.

También imparten jornadas de reflexión por la vida en los colegios y parroquias, "cuyo objetivo es conseguir transmitir que todo lo que uno hace puede dar vida”. Esta labor también la escolarización de los niños y la misionera ha conseguido en este sentido que un centenar vayan a la escuela.

viernes, mayo 20, 2005

Y ese día solo fueron dos...


Hace unos años, acudía a una operación rescate delante de un abortorio en mi querida isla; esperábamos ser unos ochenta o cien. Acudimos dos: una amiga y yo, cada uno por nuestra cuenta. La semana anterior nos habían aporreado, detenido ydenunciado, y nuestros ánimos estaban por los suelos. Estuvimos en la tesitura de si quedarnos o marcharnos, para no hacer el ridículo; era una situación incómoda; teníamos miedo. Pero nos quedamos. Al poco rato, llegó una chica con hora para abortar, que llevaba escrito en la cara "AYÚDENME". Le dimos información, y no abortó.

Hoy, gracias a que superamos ese momento de desánimo, de miedo, de pensar que estás sólo o que lo que haces es inútil, hay un chaval de catorce años que va al colegio, estudia, se pelea, disfruta, corre, llora... Se llama Víctor y está vivo. Y hay una madre agradecida, feliz por "tener problemas" y haber escogido el camino difícil.

¡No callaremos!


En estos tiempos que corren
¡ay del niño por nacer!
Antes de su amanecer
en sangre ahogan el canto.

¡Holocausto y tanto espanto!,
quieren callar lo que vemos,
mas, como sabemos ver,
¡nosotros no callaremos!


Que griten los corazones
el horror de los horrores,
grite el cielo sus clamores
por esas vidas segadas.

Y si callan las palabras,
porque callar no sabemos,
gritarán las mismas piedras
por nosotros, el ¡no callaremos!


Grito viril, decidido,
grito veraz y certero.
Grito de guerra y entero
es el grito aquí pedido.

No el del cobarde y artero,
¡que hay gritones enemigos!
A todos ellos les digo
¡tiemblen, que no callaremos!


Al heresiarca traidor,
al asesino contumaz,
al periodista mendaz,
al político trencero;

a quienes secaron el fruto
de la vida mejor;
si acallaron al cantor,
¡nosotros no callaremos!


Y cuando se apague la voz
con nuestro último aliento
y debamos rendir cuentas
en testimonio postrero.

Cuando cante el firmamento
el milagro de la vida,
seremos de la partida
porque jamás callaremos.


Así sea.

José Murri
A.M.D.G.



La Santa Sede pide una reacción común a la pornografía



Monseñor Foley constata «la alarmante difusión de una práctica tan degradante»

ROMA, viernes, 20 mayo 2005 (ZENIT.org).- La «amenaza» de la pornografía y la vulnerabilidad de los niños ante el fenómeno reclama una respuesta no sólo de condena, sino que hay que enfrentarlo con un diálogo continuo con el mundo de la comunicación, el cine, las autoridades y el público, alertó este jueves el presidente del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales.

Durante la presentación en Roma del 4º Informe sobre la pornografía en Italia --realizado por «Eurispes» con el patrocinio del dicasterio vaticano--, el arzobispo John Patrick Foley recordó las grandes posibilidades de conocimiento e información que brinda el veloz desarrollo del mundo de la comunicación, pero éste es también vehículo para «crear nuevos modelos de comportamiento, no siempre edificantes para la dignidad» humana.

El informe evidencia el «mercado» de la pornografía en continuo crecimiento, tanto en tiendas como en publicaciones, si bien la televisión de pago, el vídeo doméstico y la transmisión «on line» registran los mayores niveles de facturación. Y cada vez conquistan más cuota de negocio los video-teléfonos celulares.

Dos tercios de los chavales del país --entre 15 y 18 años-- acceden a material pornográfico impreso u «on-line», revela el informe. Además, lanza la alarma sobre la cantidad de menores (de edades tempranísimas) utilizados en los sitios de Internet pornográficos.

«Es de esperar que este último estudio de “Eurispes” contribuya a formar ciudadanos responsables no sólo para vivir en una estructura comunicativa legal que proteja a los jóvenes, sino también para ejercer ese autocontrol y juicio maduro que podrá privar a los pornógrafos de su mercado», expresó el prelado, según recoge el servicio de información «Sir» del episcopado italiano.

En su opinión, «Eurispes» ha ofrecido «una notable contribución para arrojar luz sobre la alarmante difusión de una práctica tan degradante, pero lamentablemente considerada rentable, como la pornografía».

«En este contexto los más vulnerables son los niños, los jóvenes, que pasan muchas horas ante la televisión, que navegan por Internet», advirtió en su intervención, informa el dicasterio a Zenit.

De ahí que sea necesario «que exista una verdadera pedagogía en tal sentido por parte de la familia, de la escuela y de la sociedad --apuntó--, apelando a la responsabilidad personal de los profesionales que trabajan en el campo de la comunicación, estableciendo códigos éticos precisos, inspirados en el respeto de la dignidad humana, del bien común y orientados al desarrollo de la persona humana».

Y es que «la pornografía pervierte las relaciones humanas, se basa en la explotación de las personas, crea actitudes antisociales, anula el sentido moral y no puede llevar a relaciones maduras, pues se basa en el egoísmo y crea una auténtica dependencia», recordó el arzobispo Foley.

Considera que «ante una amenaza tal para una sana formación de la persona humana» todos estamos llamados a reaccionar.

Pero no «con una actitud que sea sólo de censura y condena» --prosigue--, sino que hay que «responder al problema instaurando un diálogo continuo con el mundo de la comunicación, con las industrias cinematográficas que determinan la difusión de actitudes y modas, con las autoridades estatales, y sobre todo con el público, para que sepa discernir y elegir».

Ante la difusión de la pornografía, ya en 1989 el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales publicó el documento «Pornografía y violencia en las comunicaciones sociales. Una respuesta pastoral».

El Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales «Eurispes» es una entidad sin fin de lucro que trabaja desde 1982 en el terreno de la investigación política, económica, social y de la formación. Realiza informes e investigaciones por encargo de empresas, entes públicos y privados, instituciones nacionales e internacionales.

A la vez promueve y financia autónomamente investigaciones sobre temas de gran interés social, actividades culturales, iniciativas editoriales, proponiéndose como centro autónomo de información y orientación de la opinión pública y de las grandes áreas de decisión de Italia.

Mamá o técnico de grado superior


"Hace unos meses atrás, cuando recogía a los niños del colegio, otra madre a la cual conocía bastante bien, se me acercó. Estaba histérica y muy indignada. Sabés lo que tú y yo somos? me preguntó antes que yo pudiera darle una respuesta, la cual, la verdad no sabía cual era. Parece que ella recién venía de renovar su licencia de conducir en la oficina de tránsito. Cuando la oficial que tomaba los datos, le pregunto cual era su ocupación, ella no supo que responder. Al percatarse de esto la oficial que tomaba los datos le dijo, "A lo que me refiero es a si trabaja usted o es simplemente una ...?" "Claro que tengo un trabajo, le contestó, soy una mamá".

A lo que la oficial respondió, "No ponemos mamá como opción, vamos a ponerle ama de casa." Fue la respuesta enfática de la oficial.

Había yo olvidado por completo la historia, hasta que un día a mi me pasó exactamente lo mismo, solo que esta vez, en la oficina del ayuntamiento. La funcionaria era obviamente una mujer de carrera, eficiente, de mucha postura, y tenía un título muy despampanante que decía "Interrogadora Oficial".

"Cual es su ocupación?" me pregunto ella. Que me hizo contestarle esto? No lo sé. Las palabras simplemente salieron de mi boca. "Soy una Investigadora Asociada en el campo del Desarrollo Infantil y Relaciones Humanas."

La funcionaria se detuvo, el bolígrafo quedo congelado en el aire, y me miró como si no hubiese escuchado bien. Repetí el título lentamente, poniendo énfasis en las palabras más importantes. Luego, observe asombrada como mi pomposo anuncio era escrito en tinta negra en el cuestionario oficial.

"Me permite preguntarle", dijo la funcionaria, con un aire de interés, "qué es exactamente lo que hace usted en este campo de investigación?"

Con una voz muy calmada y pausada, me escuche contestarle, "Tengo un pograma contínuo de investigación (que madre no lo tiene) en el laboratorio y en el campo (normalmente me hubiera referido a lo anterior como adentro y afuera). Estoy trabajando para mi maestría (la familia completa) y ya tengo cuatro créditos (todas mis hijas). "Por supuesto que el trabajo es uno de los que mayor demanda tiene en el campo de humanidades (alguna madre esta en desacuerdo?) y usualmente trabajo 14 horas diarias (en realidad son más, como 24). Pero el trabajo tiene muchos más retos que cualquier trabajo sencillo, y las remuneraciones más que solamente económicas, también estan ligadas al área de la satisfacción personal.

Se podía sentir una creciente nota de respeto en la voz de la funcionaria, mientras completaba el formulario. Una vez terminado el proceso, se levanto de la silla y personalmente me acompañó a la puerta.

Al llegar a casa, emocionada por mi nueva carrera profesional,salieron a recibirme tres de mis asociadas del laboratorio, de 13, 7, y 3 años de edad. Arriba podía yo escuchar a nuestro nuevo modelo experimental en el programa de desarrollo infantil (de 6 meses de edad), probando un nuevo programa de patrón en vocalización.

Me sentí triunfante! Le había ganado a la burocracia! Había entrado en los registros oficiales como una persona más distinguida e indispensable para la humanidad que sólo "una madre más". La maternidad...que carrera más gloriosa. Especialmente cuando tiene un título en la puerta.

Enviale esto a otra madre que conozcas, ya sea que se quede en casa o una madre que tenga una profesión. Todas debemos llevar este título.

martes, mayo 17, 2005

Un trasplante con células madre de cordón umbilical salva la vida de un bebé


Josu de la Varga
Un equipo médico del hospital infantil de Garrahan en Buenos Aires recurre a un donante no familiar para intervenir a Santiago, de 10 meses, afectado por un trastorno del sistema inmune que dejaba su organismo desprotegido frente a cualquier enfermedad

El equipo médico de Trasplante de Médula Ósea del hospital infantil de Garrahan en Buenos Aires, dirigido por la doctora Mariana Bonduel, ha conseguido salvar la vida de un bebé de tan sólo 10 meses al trasplantarle el pasado 12 de mayo células madre procedentes del cordón umbilical de un donante no familiar.

El niño Santiago ingresó al mes de vida en un hospital de la provincia de Jujuy, donde nació, con un grave y poco frecuente trastorno hereditario del sistema inmunológico que dejaba su organismo totalmente desprotegido frente a cualquier enfermedad. La afección es consecuencia de un defecto de los antígenos HLA de clase 2, que son moléculas indispensables para accionar el sistema inmune. Son los responsables de adherirse a los antígenos nocivos, señalándolos como “diana” para los linfocitos, un tipo de glóbulos blancos que se encarga de destruir a los invasores.

Los primeros médicos que le atendieron no le dieron más de unas semanas de vida y procedieron a trasladarle al centro hospitalario de Garrahan, en la capital argentina. “Al mes de vida recibimos a Santiago derivado de un hospital de Jujuy, donde vive su familia, y confirmamos el diagnóstico de inmunodeficiencia primaria combinada hereditaria”, explicó la doctora Bonduel.

Una vez allí, la doctora procedió a hacerle los análisis correspondientes y se le sometió a un trasplante urgente de médula ósea procedente de su madre. Previamente se habían retirado los linfocitos T para evitar que el organismo de Santiago rechazara el trasplante. Sin embargo, la mejoría que experimentó el bebé duró tan sólo un mes, antes de que su sistema inmune volviera a dar problemas.

Método pionero e innovador

A la vista de los resultados, la especialista responsable de la intervención decidió recurrir a un método innovador. Mediante el Banco de Sangre de Nueva York consiguieron encontrar a una parturienta guatemalteca con una constitución genética similar a la de Santiago. Una vez preparado el bebé con drogas inmunodepresoras, se le inyectó la sangre directamente a través de la yugular, de forma que las células madre viajaron a través del torrente sanguíneo y se implantaron de forma natural en la médula ósea del pequeño. Después de este tipo de procesos, las células se asientan y comienzan a proliferar y diferenciarse, es decir, a producir dos líneas celulares hematopoyéticas: una, que será la responsable de producir glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, y la otra, las poblaciones de linfocitos.

“Este trasplante es la alternativa terapéutica que podemos ofrecer en última instancia... Ahora estamos en la etapa más delicada: debemos comprobar si las nuevas células pueden reconstruir los linfocitos para que se organice una respuesta inmunológica normal”, precisó la especialista después de la intervención.

Con esta nueva intervención, y a la espera de ver cómo evoluciona el bebé en las próximas semanas, se vuelve a demostrar la mayor viabilidad de las células madre adultas o de cordón umbilical frente a la utilización de células madre embrionarias, sin resultados terapéuticos hasta la fecha.

Jesús Poveda, un forajido frente al aborto

.


Se llama Jesús Poveda y su pacto con los no nacidos comenzó hace veintitantos años, siendo estudiante de Medicina. Durante unas prácticas de ginecología, tras un legrado, y ante el cadáver de un feto resultado de un aborto involuntario, se le escapó: "¡Que alguien haga algo!". Pero allí no había nadie, así que le tocó fundar Jóvenes Pro Vida. "Quien no aporta soluciones forma parte del problema". Ésa es su divisa.

Su militancia ciudadana le ha llevado alguna vez al calabozo. Todo por organizar sentadas frente a chiringuitos maltusistas y herodianos. Y por desafiar los argumentos antropológicos de la Policía: "No me toques los cojones". "Eso es lo que a ti te gustaría". Es decirlo, y dar con sus huesos en el furgón, donde nadie le busca las cosquillas, pues su pinta de forajido hace que se confunda fácilmente con la flora y fauna que habita las lecheras de la Policía. Sus frecuentes visitas a la Comisaría de Tetuán le han granjeado la amistad del comisario, tipo duro aficionado a las películas de cine negro de la serie B, cuentan.

Y no parece dispuesto al desánimo

A pesar de que la causa que defiende parece más perdida que nunca, Poveda conserva intacto el sentido del humor. Una vez le pusieron una multa y le pareció tan poco que preguntó: "Y si pago el doble, ¿lo puedo volver a hacer?". La juez se partía de risa. En otra ocasión, y ante la monería progre de Gallardón de borrar el rastro religioso de la Navidad, montó un Belén viviente en la Puerta de Alcalá. Le acompañaron Rafa Lozano (su alter ego e interesante fronterizo también), Quique Losana (promotor de la idea) y dos docenas más. Esta vez la Policía no tuvo razones antropológicas para detenerlos. A ver quién le decía al comisario que traían esposados a San José, la Virgen, el Niño y los Pastores. Y por si no convencen estas notas, me cuentan que Poveda imparte cursos antiestrés para funcionarios. ¿Basta para definir su fenomenal humor?

En su agenda –si tiene, que lo dudo– está hacerse con un escaño en el Parlamento Europeo para ser la voz de los sin voz y meter algo de ruido a ese cementerio de elefantes con sede alterna en Bruselas y Estrasburgo. ¿Cómo? Encabezando dentro de tres años la candidatura Europa por la Vida.

Mientras –y durante, y después– seguirá rescatando bebés del cubo de basura. Y convenciendo a comodones de sofá como yo de que es justo, necesario y saludable rendir luto y homenaje a las víctimas del aborto

Gonzalo Altozano

lunes, mayo 16, 2005

Testimonios: Yo aborté


Habla Esperanza Puente Moreno :
"Tenía trabajo y una casa, pero me estaba planteando abortar a mi hijo, interrumpir de forma voluntaria el embarazo de este niño no buscado. ¿Por qué me planteaba algo tan atroz y que no quería hacer?... Un ginecólogo de Madrid me dijo que el aborto era algo tan sencillo, que en el mismo día se solucionaba el problema. Me dijo que había clínicas especializadas y que allí me atenderían. Entendí que era algo similar al que me iba a sacar una muela.

Cuando entré en el establecimiento de Datarme atendió una señorita que me pidió los datos y el dinero, y me hizo entrar en una sala de espera. El dinero era imprescindible y no me dieron factura alguna de haber pagado nada.

En la sala de espera sufrí un auténtico 'shock'. Allí había niñas con sus madres, adolescentes con el novio, señoreas con el marido. fue una escena aterradora. Sólo se oían murmullos, nadie hablaba con nadie, tenían caras tristes, llorosas, mustias. El profesional que tenía enfrente no me escuchó, porque tenía prisa. Lo siguiente que me dijo fue: 'Firma aquí, porque esto es como una intervención quirúrgica y tienes que autorizarla. Pero no te preocupes: cada seis meses se borran lo datos y será como si nunca hubiera pasado.

Perdí por completo el sentido e la realidad; no podía saber qué hacía yo allí, desnuda. La enfermera me dijo que me tumbase, subiese las piernas y colocase los talones donde me señalaba. En ese momento entró el médico y, como si yo no existiera, siguió la conversación con las enfermeras sorbe la suegra de una. Comenzó a tocarme le bajo vientre. Dijo :

-Venga, relájate, que si no va a ser más doloroso de lo que debe ser.

El tono era firme, seco, autoritario. Yo no pude llorar. De pronto, el médico dejó a su izquierda un recipiente d cristal con mi hijo en trocitos dentro. Lo vi perfectamente. En ese momento es como si te arrancasen con él la vida. Tu vida se va tas el recipiente y ya no vuelves a ser la misma nunca".

Es uno de los testimonios del libro "Yo Aborté", editado por la Asociación de Víctimas del Aborto. Esperanza Moreno ha renunciado al anonimato para explica su caso y aconsejar: ¡No lo hagas!

Si se considera que desde 1985 han sido asesinados 700.000 inocentes indefensos a manos de sus propias madres de y de la industria de la muerte que tanto aman nuestros políticos, este es, sin duda laguna, el libro del año.

Un libro que hay que leer con los riñones. El que no lo lea vivirá en un mundo falso, porque el mundo real, al menos la más desgraciada parte de ese mundo real, es lo de Esperanza: cada año, se producen en España 80.000 abortos. Eso significa que hay otros 80.000 muertos sin entierro y otras 80.000 mujeres que vagan por el mundo en busca de un asidero. Es lo que ocurre siempre con las leyes, sean físicas o morales: uno puede trasgredirlas, pero no puede evitar las consecuencias de su trasgresión. Y como las personas, tampoco las sociedades pueden evitar el desastre del aborto.

Los no directamente afectados podemos mirar hacia otro lado o leer "Yo Aborté". No tiene desperdicio, ni tan siquiera para comprobar cómo la obsesión de los aborteros es no dejar huella de su trabajo, seguramente porque están muy orgullosos del mismo. Todo se ejecuta con la frialdad del profesional, del verdugo profesional, y con la opacidad del canalla. Ya lo han leído-escuchado. Como en 1984, la obra feroz de Orwell: Cada seis meses se borran los datos y es que si no hubiera pasado. La historia que no interesa, se describe.

Yo aborté habla de otras historias: de mujeres que odian a quienes le obligaron a abortar, incluidos esposos y madres, de mujeres que no soportan el ruido del aspirador, de mujeres que años después sufren llantos compulsivos. Y de médicos que explican que no existen anticonceptivos que no sean abortivos, de los engaños de los servicios de urgencias, de las mentiras de las multinacionales del aborto (entre ellas, la multinacional Schering, tan citada en Hispanidad), de tanta comodidad y tanta cobardía.

Es el libro del año. Porque cuando se trata de materias menores, como la política, la economía o el periodismo, basta con lúcidos catedráticos que escriben ensayos de 600 páginas. Pero cuando se trata de cuestiones importantes, como la vida, entonces lo único que sirve son los testimonios de los protagonistas. El Concilio Vaticano II decía que el mundo moderno ya no quiere maestros, sino testigos, y andaba sobrado de razón: nos sobran noticias y nos falta información; nos sobran datos y nos faltan ideas, nos sobran análisis y nos falta un sentido para vivir. Y eso, sólo puede darle los testimonios.

Sea valiente. Lea "Yo aborté".

Eulogio López Hispanidad.com

sábado, mayo 14, 2005

«Un lugar seguro» para recién nacidos: una hermosa alternativa al aborto.


Nick Silverio
La larga noche en la estación de bomberos había transcurrido sin ningún sobresalto y la guardia nocturna estaba por concluir. La luz de la aurora comenzaba a suavizar la oscuridad del cielo. El bombero David C. estaba ocupado con el inventario de los suministros cuando oyó el débil ruido de unos pasos que se acercaban. Se volvió y vio delante de él a una joven en pie, sola, exhausta y atemorizada. Su cabello era largo y estaba despeinado. Su rostro estaba lleno de lágrimas. Tenía en los brazos una especie de bulto, envuelto en lo que parecía ser una toalla.

“Señor,” preguntó la muchacha con voz temblorosa, “¿es este un lugar seguro?” “Sí,” respondió él.

El bombero extendió sus brazos hacia ella. La joven levantó el bultito que llevaba y lo colocó en los fornidos brazos de David. “Gracias”, susurró ella. “Por favor, cuídela mucho”, añadió. Luego, giró sobre sus talones y se fue.

“Un Lugar Seguro”. Ello es lo que se les ofrece a las jovencitas a lo largo y ancho del Estado de la Florida, EEUU. De lo contrario, muchas de ellas abandonarían a sus recién nacidos. Se trata de un acto inimaginable para la mayoría de las personas, pero que en estos casos es fruto de la desperación y el pánico de algunas madres jóvenes, que quizás creen que han sido abandonadas y que no cuentan con ningún apoyo ni con ningún recurso.

Ya se han salvado a más de 30 recién nacidos por medio del programa “Un Lugar Seguro”. Este programa tiene 4 años de existencia y ha sido posible gracias a esfuerzos extraordinarios y eficaces. Se trata de recién nacidos cuyas mamás los hubieran abandonado en basureros o cerca de las entradas de las iglesias, y que probablemente hubieran muerto de hipotermia.

Soy el fundador y director ejecutivo de la Fundación Gloria M. Silverio – Un Lugar Seguro para los Recién Nacidos. Fundé esta organización en memoria de mi querida esposa Gloria, quien en 1999 murió en un accidente automovilístico causado por una persona que conducía con exceso de velocidad. Estuvimos casados 31 años y, aunque nunca pudimos tener hijos, siempre nos encantaron los niños y fuimos padrinos de 14 pequeñuelos.

Mi esposa era una bella persona que se dedicó a ayudar a los niños y a los ancianos. Esta fundación es una forma de mantener vivo el espíritu que la animaba. Cuando murió sentí que había perdido mi vida. Entonces me pregunté porqué estamos en este mundo. Supe que era para servir a los demás.

No tenía ninguna experiencia con la realización de servicios sociales ni tampoco ayudando a mamás y recién nacidos. Sí había tenido éxito en los negocios y con la compañía de servicios de computación e internet de la cual soy dueño. La idea se me ocurrió una noche durante la cual no podía dormir e intenté leer un poco para relajarme. Vi un pequeño artículo en la revista Readers Digest acerca de un recién nacido que había sido abandonado y comencé una búsqueda en la internet que eventualmente me llevó a la creación de Un Lugar Seguro.

Desde sus humildes orígenes, la Fundación ha florecido y hoy en día está presente en 41 de los 67 condados [especie de distritos] que componen el Estado de la Florida. Un Lugar Seguro ha informado a bomberos, socorristas, trabajadores sociales, profesionales de la salud, educadores, políticos y al público en general acerca del abandono de recién nacidos y acerca de cómo rescatarlos. Reuní a una directiva de asesores compuesta por gente influyente. Estas personas han logrado lo que muchos creían que era imposible: un programa eficaz que les permite a las mamás identificar con facilidad las estaciones de bomberos de la comunidad, donde pueden dejar a sus recién nacidos con seguridad, sin temor a ser castigadas por ello y sabiendo que estos niños van a ser entregados a una familia que los ame y los cuide. El Gobernador de la Florida, Jeb Bush, es un firme defensor de este proyecto.

No comprendemos cómo es posible que alguien pueda abandonar a un recién nacido. Sin embargo, yo no juzgo a las mamás que lo hacen. Estas jovencitas se encuentran en un estado de desesperación inimaginable para la mayoría de las personas. Se encuentran en lo más profundo de un hoyo. Nuestra línea de ayuda nos ha hecho capaces de comprender esa situación y de conocer lo que ellas están experimentando. Nos preocupamos por ellas también y por ello queremos protegerlas de la culpa que por toda la vida sufrirían, si dejaran que sus recién nacidos llegaran a morir. Les damos a estas mamás y a sus hijos un futuro más promisorio. Consideramos que este es un problema humano y no político, de esta manera logramos que la gente se una.

Sé lo que es estar en un hoyo profundo, oscuro y lleno de soledad, porque experimenté un dolor muy agudo después de la muerte de mi esposa. Un día, bastante después de haber comenzado el programa, recibí una llamada por medio de la cual se me informó que la primera recién nacida que había sido salvada había recibido el nombre de Carol Gloria. Luego me enteré de que otra niña, que había sido entregada en una estación de bomberos de este programa y a quien los bomberos habían llamado Hope [“Esperanza”], había sido adoptada por una familia que le había puesto el nombre de Gloria Hope.

Estas coincidencias me aseguraron y me convencieron de que esta labor había sido bendecida. Sentí como que había sido un mensaje de Gloria, diciéndonos que estaba complacida con lo que estábamos haciendo en su nombre. Me alivió mi dolor y mi sentimiento de pérdida. Ahora estoy ayudando a otras personas para que encuentren alivio debido al dolor que sufren por otro tipo de pérdida.

Recientemente, un Lugar Seguro recibió una llamada acerca de una niña que había nacido sin brazos, con una sola pierna y con sólo parte de su barbilla. Las personas de este Lugar Seguro utilizaron la red que hemos creado y llamaron a Magaly Llaguno, la directora ejecutiva de Vida Humana Internacional. Magaly me remitió a la American Life League (“Liga Provida de EEUU”). Empezaron a entrar llamadas. Al poco tiempo, recibimos más de 250 llamadas y más de 100 mensajes electrónicos de familias dispuestas a adoptar a esta niña. La recién nacida está ahora en proceso de ser adoptada por una maravillosa familia del Estado de Alabama. Dios puso a esta niña en la tierra para un propósito. La compasión de tantas personas es mayor de lo que puedo expresar.

Y la misión de Un Lugar Seguro continúa.

¿Píldora postcoital o aborto?


Ante la noticia de que el Ayuntamiento de Madrid va a suministrar gratis la píldora postcoital, también llamada píldora del día después, a aquellas personas que la soliciten, incluidas niñas de 10 años, estimamos necesario realizar varias aclaraciones:


1.Dicen algunas autoridades que la finalidad de la píldora postcoital es la de evitar embarazos no planificados y así reducir el número de abortos, considerado un grave problema de Salud Pública. Sin embargo, no se ha demostrado que esto esté ocurriendo en la realidad. Varios estudios científicos publicados en las revistas Contraception y Human Reproduction, concluyen que tener "acceso directo" a la píldora postcoital (es decir, no tener ni siquiera que solicitarla al médico o farmacéutico con la correspondiente receta) no ha conseguido disminuir la tasa de abortos. Estos estudios han sido realizados por investigadores que defienden el acceso libre de esta píldora. La libre distribución de la píldora postcoital no parece ser una buena estrategia de Salud Pública para reducir el número de abortos.


2.La ciencia ha confirmado, sin ninguna duda, que el embrión humano es único e irrepetible desde su inicio (para más información, se puede consultar el libro Los quince primeros días de una vida humana, de Natalia López-Moratalla y María Iraburu). Son numerosos los estudios científicos publicados que demuestran que la píldora postcoital puede, en ocasiones, impedir la implantación de un embrión, provocando así un aborto precoz. Expertos internacionales de reconocido prestigio en Planificación Familiar, como J. Trussell, recomiendan que se informe siempre a las mujeres de que la píldora postcoital puede impedir la implantación de un embrión, para asegurar así un correcto consentimiento informado, derecho de toda mujer (Trussell y cols, Am J Obstet Gynecol 2004; 190: s30-8).


3.El consumo de este producto hormonal no está exento de efectos secundarios, algunos de ellos graves. Además, lleva asociados otros problemas, como el aumento de la promiscuidad sexual, auténtica responsable de graves epidemias como el sida (Shelton y cols, BMJ 2004; 328:891-3).


Llama la atención que las autoridades de nuestro país quieran implantar soluciones de Salud Pública de dudosa eficacia, financiadas con el dinero de todos los contribuyentes. ¿Podrían los contribuyentes, y en especial los padres o tutores de estas niñas menores de edad, exigir responsabilidades a las autoridades en caso de presentarse las complicaciones y problemas derivados de la píldora postcoital?

Cristina López y Jokin de Irala
Facultad de Medicina
Universidad de Navarra



viernes, mayo 13, 2005

Sonsoles tiene 21 años; su hermano está en la misma situación en que estaba Terri Schiavo



«Nuestras vidas no serían lo mismo si él no estuviese»

Eutanasia: una palabra que da hasta miedo pronunciarla. Nos hemos acostumbrado a oírla y hoy más que nunca está en boca de todos.
No quiero escribir una carta cargada de sensacionalismo o fanatismo. Simplemente, pretendo plasmar la experiencia que me ha tocado vivir, aunque ni siquiera sé si servirá de algo…Tengo 21 años. Soy la séptima de 9 hermanos. Mi hermano Miguel, el segundo, hace 14 años sufrió un accidente de moto y desde entonces, se encuentra en estado vegetativo. Está en la misma situación en que estaba Terri Schiavo. La única diferencia es que mi hermano, tras mucho esfuerzo por parte de mis padres y de las enfermeras que le cuidan en casa, come por la boca.
No habla, no sabemos si es capaz de fijar la mirada, no anda..., pero vive. Sí, vive. Mi hermano es capaz de sonreír. Si le cuentas un chiste, la carcajada es tan grande que se le ilumina la cara. Si le duele algo, o está molesto, se le nota como si se estuviera quejando a gritos.
Cuando sufrió el accidente, tenía tan sólo 16 años, toda la vida por delante. Vive en casa con nosotros, y tengo que decir que nuestras vidas no serían lo mismo si él no estuviese. Aunque se encuentre en esta situación, no le deseo la muerte. Pienso que está sufriendo, pero como otras muchas personas en el mundo. Vivir es sufrir, y si él tiene que morir, tenemos que morir todos.
Miguel es el punto de unión de mi familia. Cada vez que entramos en casa, lo primero que hacemos es ir a su cuarto para darle un beso y decirle que ya hemos llegado. Todo está organizado de tal forma que nunca está solo, siempre hay alguien en casa con él, cuidándole, contándole cosas… Sus amigos del colegio, ya casados y con sus vidas hechas, vienen cada dos semanas a visitarle. Le traen a sus enanos y se los sientan en la silla de ruedas, mientras les dicen… «¡Saluda al tío Miguel!»

Ninguno de nosotros podría vivir sin él, y supongo que a la familia de Terri le pasa lo mismo, y no puedo evitar sentirme identificada con ellos. Terri, al igual que mi hermano, está viva, y privarle del alimento para que muera es un asesinato. Los bebés no pueden alimentarse por sí mismos, muchos ancianos tampoco..., ¿no merecen vivir?
¡Hasta dónde hemos tenido que llegar para querer matar y aplaudir una muerte públicamente sólo para que una persona, el marido de Terri, se beneficie de la indemnización económica que ella recibió! Creo que no estoy apelando a la moral católica o a la ética, simplemente al sentido común.

Quienes aprobáis la eutanasia, por lo menos tened la decencia de llamar a las cosas por su nombre. No digáis muerte digna cuando queréis decir «quitar un peso de encima», que las palabras tabúes están muy pasadas de moda.


Sonsoles Nocito Muñoz

Hablo en nombre de 700.000 mujeres de España.


La portavoz de la Asociación de Víctimas del Aborto (AVA), ante la ONU
«Hablo en nombre de 700.000 mujeres de España»

Hola! Mi nombre es Esperanza Puente, vengo desde España y aborté a un niño hace diez años. Pertenezco a la Asociación de Víctimas del Aborto. Nuestra organización se dedica a ayudar a mujeres que han tenido un aborto, y que ahora están sufriendo a causa del mismo. El ser humano no nacido es víctima, pero la mujer que ha abortado, así como sus parientes cercanos, somos también víctimas de este drama.
Quisiera aprovechar esta oportunidad para contaros mi propia experiencia. Antes de abortar, me sentía completamente sola. Tenía miedo y no tenía a nadie a quien acudir, y la decisión que tomé no fue una elección con el tiempo necesario para pensarlo. Llamé por teléfono a la clínica abortista, ellos me dieron cita para el día siguiente, y en 24 horas había abortado a mi hijo. En lo profundo de mi ser yo no quería hacerlo, y sabía que estaba equivocándome. No me dieron ninguna información en la clínica abortista. Ningún médico o psicólogo me explicó las consecuencias del aborto. Lo que hicieron fue decirme que sería algo rápido, algo fácil…, que no duraría mucho y que en un par de horas estaría todo acabado.
Esa clínica fría, inhumana y vacía de compasión fue el comienzo de una pesadilla tremendamente larga para mí. El síndrome post-aborto es una realidad. Sufrí depresión, ansiedad y tuve problemas para dormir por la noche. Dios nos dio el privilegio de dar a luz a otro ser humano. Y las mujeres tenemos el derecho de no ser manipuladas. Queremos tener el derecho de acceder a la verdad, y el derecho a ser informadas de las secuelas del aborto y conocer todas las alternativas.
Hablo en nombre de 700.000 mujeres de España.


Esperanza Puente Moreno

jueves, mayo 12, 2005

La difusión de la píldora postcoital se debe a su efecto abortivo

El aborto se produce al ingerir una dosis tan elevada como 0,75 mg diarios durante los dos días siguientes a una relación sexual.
Pero ¿qué es este producto? Realmente es un medicamento hormonal -levonorgestrel- que tiene sus indicaciones médicas, como en la postmenopausia de algunas mujeres a dosis de 0,075 por día durante doce días.
Llama la atención la enorme dosis del producto cuando se emplea como abortivo que cuando se usa como medicamente.
¿Por qué es un abortivo? Sencillamente porque, entre otras acciones, altera el endometrio uterino de tal forma que impide la implantación del óvulo fecundado: se produce un aborto.
El prospecto que acompaña al envase de esta hormona -comercializada en España por dos laboratorios- esconde aviesamente el término "aborto" sustituyéndolo por "anticonceptivo de emergencia".Sin embargo, especifica claramente que está contraindicado en niñas y que los datos disponibles en menores de 16 años son muy limitados.
Un pediatra no puede salir de su asombro al ver cómo se dispensa esa sustancia a niñas a partir de los 10 años, aunque esté supervisado por un ginecólogo en unos países, y por un médico de familia en otros.
Los pediatras se piensan muy bien antes de prescribir en la infancia cualquier sustancia hormonal, y de uso tan habitual como cortisona o prednisona, eludiéndolos cuando es posible y tomando multitud de precauciones que citar aquí carece de interés.
¿Por qué este sumo cuidado? Porque la infancia es un periodo de la vida caracterizado precisamente por los procesos de crecimiento y desarrollo que no se acaban a los 10 años, y sobre los que actúan los compuestos hormonales alterando la bellísima armonía endocrina que controla gran parte del crecimiento y desarrollo.

Francisco Hermida
Doctor en Medicina

miércoles, mayo 11, 2005

Gran manifestación en defensa del matrimonio y de la infancia

El FEF convoca el sábado 18 de junio en Madrid una gran manifestación en defensa del matrimonio y de la infancia

El Foro Español de la Familia ha anunciado este jueves 6 de mayo en rueda de prensa la convocatoria de una gran manifestación que tendrá lugar en Madrid el sábado 18 de junio a las 18 horas desde la Plaza de Cibeles a la Plaza de Colón, en defensa de los derechos de los menores y del matrimonio frente a la propuesta legislativa del Gobierno contra ambos.

La rueda de prensa tuvo lugar el jueves 5 de mayo a las 11:30 horas en el Hotel Velázquez en Madrid. El acto de presentación estuvo presidido por José Gabaldón, Presidente del Foro Español de la Familia.
Asociaciones sociales y familiares muestran su apoyo a la manifestación
Numerosos líderes de asociaciones familiares y diversas confesiones religiosas mostraron su apoyo y adhesión a la convocatoria: José Ramón Losana, Presidente de la Federación Española de Familias Numerosas, Inmaculada Núñez-Lagos, presidenta de FAPACE, Josep Miró, Presidente de E-Cristians, Fernando Cortázar, miembro del Pacto por los Derechos y Libertades, Ignacio Arsuaga, Presidente de Hazteoir.org, Ezequiel Puig-Maestro, Secretario ACdP, Eduardo Hertfelder, presidente de Instituto de Política Familiar, Antón Peña, presidente de la Plataforma Cívica en Defensa y Promoción de la Familia, José Antonio Sánchez Magdaleno, Presidente del Instituto de Iniciativas de Orientación Familiar, Carlos Cremades, Presidente de Unión Familiar Española, Daniel Arasa, Presidente del Grup d’Entitats Catalanas de la Familia y Mercedes Coloma, miembro de la Asocación de Familias Numerosas de Madrid.
Todas las confesiones religiosas de España se adhieren a la convocatoria
Gabaldón citó el nombre de algunos representantes de confesiones religiosas que han trasladado su apoyo, hasta ahora, a la convocatoria, como Sheij Munir, Imam de la Mezquita de Madrid; Jacobo Israel, de las Comunidades Judías de España; José María Baena, de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas; y Dimitri Tsiamparlis, vicario general en funciones de la Catedral Ortodoxa Griega en Madrid.
Esta será, así pues, la primera manifestación en defensa de los valores que reúna a miembros de todas las confesiones religiosas de España.
José Gabaldón: "el Gobierno se ha negado a escucharnos"
José Gabaldón declaró que "hasta el momento, el Gobierno se ha negado a escucharnos y pretende consumar la aprobación de una ley que consideramos un gravísimo atentado a los derechos de los menores y de la familia. En este sentido, la manifestación pretende ser un paso más en el clamor de una parte importante de la sociedad española para que sus ideas y convicciones sean tenidas en cuenta a la hora de legislar".

"Asimismo -declaró Gabaldón-, la movilización social tiene como objetivo defender el derecho de los menores a tener un padre y una madre, y el matrimonio como institución específica para la unión entre un hombre y una mujer, y apoyar, en consecuencia, la Iniciativa Legislativa Popular del Foro, que ya ha presentado más de 600.000 firmas."

En Madrid, desde Cibeles a Colón

La manifestación tendrá lugar el sábado 18 de junio y recorrerá las calles de Madrid, desde la Plaza de Cibeles a la Plaza de Colón. La convocatoria está abierta a todos los ciudadanos y organizaciones que comparten la defensa de la familia y quieran sumarse a la propuesta. En la concentración también se expresarán otras reivindicaciones y preocupaciones muy vivas hoy en las organizaciones familiares, como son la reforma educativa, las ayudas por hijos y mayores y una política de "apoyo integral a la familia".

En este sentido, Gabaldón afirmó que "la convocatoria del día 18 de junio está dirigida a personas de todas las ideologías y creencias, siempre que compartan la defensa de los derechos de la infancia y la familia".

Foro Pelayo, se une a esta iniciativa y pone a disposición un espacio específico en sus foros, para todo aquel que lo necesite para coordinar la asistencia a la concentración.
Más Información: Hazte Oir.org, donde además del espacio en los foros, se pueden encontrar otras herramientas, como el correo a 120 medios de comunicación.

EL TESTIMONIO DE MADRES QUE HAN ABORTADO, HOY DEFENSORAS DE LA VIDA

Las mujeres que han abortado cuidan de los bebés abandonados. Las Filipinas están destinadas a enseñarle muchas cosas al resto del mundo, sobre cómo implementar el Evangelio de la vida. Una de las lecciones que le ofrecen al mundo es cómo sanar múltiples heridas a la misma vez. En Manila, algunas mujeres que se han practicado abortos están cuidando a niños que fueron abandonados. Esta labor combina los dos ministerios y fortalece a ambos.

22/11/2003:

Las mujeres que han abortado cuidan de los bebés abandonados

Por el Padre Matthew Habiger O.S. B., Ph.D

Las Filipinas están destinadas a enseñarle muchas cosas al resto del mundo, sobre cómo implementar el Evangelio de la vida. Una de las lecciones que le ofrecen al mundo es cómo sanar múltiples heridas a la misma vez. En Manila, algunas mujeres que se han practicado abortos están cuidando a niños que fueron abandonados. Esta labor combina los dos ministerios y fortalece a ambos.

Hace años la Hermana Pilar Verzosa y la Sra. Cory Arévalo comenzaron un grupo de apoyo llamado Raquel, para las mujeres que han abortado. Es similar al Proyecto Raquel de EE.UU., y ofrece apoyo y compasión a dichas mujeres, ya arrepentidas. Este grupo ayuda también a las jovencitas y a las mujeres que han sido dañadas no solo por el aborto, sino también por la anticoncepción y la esterilización.

La Sra.Arévalo, coordinadora de este proyecto, reclutó a más de 100 mujeres que rezan por estas jóvenes y mujeres adultas y las aconsejan con regularidad. Patrocinan una "misa por los bebés abortados" tres veces al año - el Día de los Santos inocentes en diciembre, el Día de las madres en mayo, y el Día de todos los santos en noviembre. Otro evento que se realiza anualmente es la procesión a la "tumba de los bebés abortados", localizada en el mayor cementerio católico de Manila. El lugar para dicha tumba fue donado por el Cardenal Sin. Muchos bebitos muertos, cuyos cadáveres fueron abandonados ante las puertas de las iglesias o arrojados a la basura, fueron hallados y llevados a enterrar en ese lugar, por personas provida.

A través de los años, cada vez más "Raqueles" se han unido a muchas personas provida para la misa y la procesión que se realiza. A menudo reciben buena cobertura de los medios de comunicación. Generalmente este evento incluye los testimonios de algunas de las "Raqueles", quienes describen sus experiencias, no solo con respecto al horror del aborto que se practicaron, sino también sobre su reconciliación con Dios y su sanación. Algunas cantan canciones que han compuesto y dedicado a su bebé, el cual está ahora con Dios. Este ministerio está creciendo cada dia más entre los hombres. Los "Rafaeles"; es decir, los hombres que participaron en los abortos; se están uniendo también al grupo.

En 1995, Lito Alienza, cuñado de la Sra. Arévalo, comenzó a trabajar para llenar una necesidad en un campo relacionado con esta labor. Necesitaban un lugar donde poner a los bebés que estaban siendo abandonados en los hospitales o dados en adopción por mujeres que habían sido aconsejadas para que no abortaran. Alienza, quien era vice-alcalde de Manila en aquel entonces y después llegó a ser alcalde, fundó el "Hogar para los ángeles", para cuidar de estos niños.

El hogar es una agencia para el cuidado infantil, acreditada por el gobierno. Generalmente hay allí entre 10 y 15 bebés en espera de ser adoptados. Las personas que cuidan a los bebés son niembros del grupo de apoyo Raquel. La mayoría de ellas son amas de casa que abortaron hace años, quizás 10 o 20 años atrás. Aunque tienen mucho trabajo en sus hogares cuidando a sus propios hijos, estas mujeres encuentran el tiempo para la labor voluntaria en el Hogar para los ángeles." Trabajan en turnos de ocho horas cada una sin remuneración, tratan a los bebés con ternura, y se sienten muy orgullosas de poder participar en esta misión de dar vida. Este amoroso cuidado ha salvado a bebés de seis meses que fueron abandonados en los hospitales y estaban desnutridos y a punto de morir. Uno de los bebitos que salvaron tenía un tumor en el cerebro y necesitaba una operación. Las "mamás Raquel" llevan a los bebés a los hospitales y permanecen hasta que se han recuperado lo suficiente como para volver al Hogar para los ángeles. Después los bebés son adoptados y enviados a maravillosos hogares.

Una enfermera trabaja a tiempo completo, supervisando el cuidado diario de los bebés. Una trabajadora social prepara los casos y llena los papeles para la adopción. Las donaciones de personas provida ayudan a mantener este hogar.

lunes, mayo 09, 2005

sábado, mayo 07, 2005

La píldora de Gallardón

José Javier Esparza

29 de abril de 2005. El sillón de alcalde de Madrid tiene propiedades mágicas: quien planta las posaderas se transforma en un benefactor que no piensa sino en intensificar el placer de los madrileños. Ciertamente, cada cual lo intensifica a su manera: Tierno Galván lo quiso hacer a fuerza de rock y porros; Álvarez del Manzano, mediante chotis y zarzuela; Ruiz-Gallardón, con arte contemporáneo para los adultos y coitos gratis para la infancia.

El Ayuntamiento de Madrid va a dispensar gratuitamente la llamada "píldora del día después" a mujeres de entre diez –sí, sí: diez– y veinte años. La píldora de Gallardón será prescrita por el médico sin que medien autorización ni conocimiento de los padres, salvo que el propio médico disponga lo contrario.

La píldora post-coito tiene una ventaja evidente: permite mantener relaciones sexuales sin consecuencias de carácter reproductivo. Es obvio que impedirá embarazos no deseados. Pero tiene también muchas desventajas. Primero, el problema ético: la píldora no deja de ser un método abortivo, porque funciona provocando la expulsión del embrión, es decir, matándolo; si la mujer está embarazada, estamos ante un aborto como cualquier otro. Después, el problema sanitario: si la mujer no está embarazada, la píldora será una medicación superflua que crea un trauma fisiológico gratuito; eso no es inocuo, y menos en la pubertad. Hay un tercer problema de carácter social: al dejar a los padres al margen del asunto, la "píldora madrileña" mina la confianza en el interior de las familias; a partir de ahora, la sexualidad pasa a ser cosa de las chicas y sus médicos, lo cual, en el caso de las menores, es pavoroso. Y hay un cuarto problema: como la norma lleva su insensatez hasta el extremo de fijar una edad mínima de diez años para la administración de la píldora, nos encontraremos con que la píldora de Gallardón crea un conflicto educacional, porque incita a los menores a vivir la sexualidad de una manera irresponsable. La norma generalmente aceptada es que la educación para la libertad necesita el contrapeso de la educación para la responsabilidad; pero la píldora de Gallardón menoscaba la responsabilidad en beneficio de la libertad.

Cual suele ocurrir, detrás de una norma reprobable hallamos a un político inconsistente. Así, el inenarrable concejal de la cosa, Pedro Calvo, ha explicado que la píldora no le causa ningún problema ético: "Como responsable político (sic), trato de ofrecer servicios a los ciudadanos para que ellos, desde su moralidad, decidan o no usarlos". Vale, Calvo. "Queremos orgías", gritaban las masas ebrias en los happenings de los sesenta. Tú dámelas, que de mi moralidad ya me encargo yo. Y me apuntas dos jais, preferiblemente pelirrojas, para el fin de semana que viene. ¿Y no tendrás por ahí un par de bolsitas de coca? Porque, hombre, no es que yo esnife, pero tengo dos amigos a los que además les van las menores y…

Melón…

viernes, mayo 06, 2005

El miedo de vivir



La obsesión por evitar cualquier riesgo tiene un coste creciente para las libertades y la economía. Así lo advierten François-Xavier Bordeaux, Jean-François Lhereté y Denis Mollat en "Le Monde" (12 abril 2005).


Los autores señalan cómo se está creando una mentalidad que, en nombre del principio de precaución, evita correr cualquier riesgo. "Inspirada en las preocupaciones medioambientales, la precaución ha ganado poco a poco la gestión de todo el espacio público, desde la sanidad a la alimentación, de la banca al conjunto de oficios financieros, del derecho urbanístico al del consumo". Pero, advierten, "eliminar el correr riesgos es también eliminar la asunción de responsabilidades".

"La impotencia del Estado para arreglar los grandes asuntos del mundo ha llevado a que el aparato político-administrativo se dedique a los pequeños. Superada la era de los grandes totalitarismos, aparecen otras lógicas de dominación y de servidumbre. Menos visibles y más sutiles, toman la forma de un engranaje complejo de reglas y de prohibiciones que se supone contribuyen a la tranquilidad general".

Los autores recuerdan un texto premonitorio de Alexis de Tocqueville en "La democracia en América": "El soberano extiende sus brazos sobre toda la sociedad. Cubre su superficie de una red de pequeñas reglas complicadas, minuciosas y uniformes, a través de las cuales los espíritus más originales y fuertes no sabrían abrirse camino para sobresalir entre la multitud; no quebranta las voluntades, sino que se opone sin cesar a que actúen..."

Esta forma de sometimiento de la voluntad individual engendra una serie de costes y de bloqueos.

"La generalización de los controles contradice varias libertades públicas fundamentales. La sociedad se transforma en un búnker protegido por identificaciones, códigos de acceso, cámaras de vigilancia, contraseñas, ficheros informatizados, sistemas de alarma, radares, cacheos.

"Se sospecha "a priori" de la iniciativa, en cuanto factor de riesgo, lo que va contra la necesaria evolución y respiración que toda sociedad necesita. La asunción de riesgos entre agentes económicos va acompañada de tanta regulación contractual de la responsabilidad que a menudo hace aleatoria la realización efectiva. (...) Al final, el rentista está mejor considerado que el que desbroza nuevas ideas y riquezas".

"La prudencia y la precaución tienen un coste. El ajustarse a las normas, el refuerzo de la seguridad, la elección de materiales homologados, todas estas nuevas reglas tienen un precio que se factura al consumidor final. Los productores más débiles y más pequeños, que no pueden asegurar el respeto de todas esas exigencias normativas, son eliminados de la competencia y empujados a los márgenes de la economía".

Los firmantes ven ahí "el corazón de la ambigüedad del modelo liberal, que aparentemente libera la iniciativa individual, mientras que yugula por una serie de mecanismos complejos los resortes de la iniciativa y de la libertad. Al poner en primer plano los riesgos, los temores y las prohibiciones, contribuye a una vasta empresa de infantilización y de desresponsabilización del ciudadano".