viernes, noviembre 30, 2007

Las trituradoras de abortos del doctor Morín: las quitaron después del reportaje danés



Pablo J. Ginés


Sin trituradoras troceaban los bebés grandes y los mezclaban con los cuerpos de los pequeños ("legales") que se llevaba una empresa de residuos orgánicos.

Una clave en toda investigación por homicidio es el cadáver. Parte de la paradoja del aborto es que el cadáver es muy pequeño. Pero eso no es suficiente. Si uno ha declarado que los abortos que hace tienen menos de 22 semanas y los cadáveres troceados muestran a las claras que son mayores, lo que interesa es hacer desaparecer estos cadáveres.

También interesa si uno cobra en dinero negro y no declara las operaciones que hace. Con la trituradora se pueden moler los cuerpos hasta hacerlos una pulpa y tirar por el desagüe sin desagradables atascos (imaginen que el fontanero viene y se encuentra los miembros troceados).

Por eso se habla tanto de trituradoras en el caso Morín / Ginemedex. Por eso, y porque las fuentes de la investigación son muy explícitas, según ha podido saber ForumLibertas.

Según estas fuentes, la trituradora de la clínica TCB (la clínica que daneses, franceses y holandeses han visto en sus televisores) fue desmontada después del reportaje danés. Quedó la instalación de fontanería. Esta trituradora, dicen las fuentes, se encontraba bajo la pica del lavabo que está justo detrás del mostrador de atención al pública. Detrás de la sonrisa de la recepcionista, había una puerta. Detrás de la puerta se trituraban cuerpos.

También Ginemedex tenía una trituradora así, en un patio exterior junto a la sala de espera. También se retiró a causa del reportaje danés. Pero según las fuentes consultadas, se montó otra trituradora en Ginemedex una vez quedó claro que no iba a haber inspecciones de Sanidad y que el escándalo danés "había pasado". esta nueva trituradora, más pequeña, pasó a estar en un armario en la sala cercana a la sala-cafetería del personal.

Durante un tiempo, pues, Ginemedex y TCB no tenían trituradora. ¿Qué hacer con los fetos "grandes"? Siempre según la fuente, se troceaba el cadáver de aborto supuestamente "ilegal" en trozos pequeños, se mezclaba con los fetos "legalmente" abortados y se los llevaba la empresa de desechos orgánicos Ecoclinic. Por lo tanto, la policía probablemente esté buscando restos de ADN tanto en los desagües de las clínicas como en las dependencias, quizá, de la empresa Ecoclinic.

Hay que tener en cuenta que el decreto 27/99 que regula el transporte de restos sanitarios y humanos exige que estos nunca pueden ser lanzados a la nasura ordinaria o ser gestionados por los propios médicos. Los centros de abortos están obligados por ley a recurrira una empresa especializada que se lleve estos restos.

No está claro qué ha encontrado la Guardia Civil en sus registros. El abogado de Carlos Morín, Francesc Campà, negó a Europa Press que la Guardia Civil encontrara ninguna trituradora en la clínica Ginemedex ("es una animalada", dijo), admitió que había una "hace diez años" en TCB (y que ya estaba en la clínica cuando Morín se hizo cargo del lugar) y que la Guardia Civil sólo había encontrado un agujero que comunicaba con un foso a través de unas antiguas tuberías. Según él, la Benemérita buscará restos de ADN como si fuera "una aguja en un pajar".

Otra línea: los documentos, ¿manipulados?

ForumLibertas ha podido saber que el doctor Tomás Parra Parra, vocal del Colegio de Médicos de Barcelona que compartiera cárcel con Morín en Alicante en 1989, no está detenido. Las fuentes de investigación consultadas no lo señalan como autor de abortos, sino que habría prestado su firma y sello para que otros médicos sin la titulación necesaria efectuasen los abortos y otras operaciones relacionadas.

Quien sí está detenido es el cubano Pedro Ávila, 40 años, uno de los supuestos autores de abortos, de confirmarse los hechos. Sin tener la titulación necesaria en España para actuar de anestesista, habría ejercido esta función -según las fuentes- y por lo tanto estaría involucrado en un delito de falsificación.

Antes del reportaje danés, todas las "clientas" figuraban en las hojas de enfermería de los centros, según las fuentes de ForumLibertas. Después de la grabación danesa, la organización decidió que las clientas no figurasen en los documentos.

Otra manipulación documental era registrar abortos de 22 semanas como de menos de 22. Para acreditarlo, manipularon el zoom del aparato de hacer ecografías, según las fuentes.

Si se confirmara que alguno de los seis detenidos realizaba funciones sin la adecuada acreditación (el propio Morín, su esposa María Luisa Durán -enfermera que actuaba como gerente-, el doctor Pedro Ävila, y los otros 3 detenidos) podrían ser imputados por un supuesto delito de intrusismo profesional.

Testimonios de "clientas" y trabajadoras

Los medios de comunicación hablan de hasta 2.000 clientas a las que se les podría pedir su testimonio. Parece mucho más factible que usuarias o trabajadoras disgustadas con Morín (o deseosas de colaborar con la justicia) añadan más pruebas a las que va recogiendo la Policía y a las que motivaron la intervención.

El papel de la administración y del Colegio de Médicos

Han pasado 5 días desde la intervención policial y no hay ninguna declaración ni comentario sobre el caso en la web del Colegio de Médicos de Barcelona, cuyas investigaciones -que nunca han explicado en qué consistieron- fueron incapaces de descubrir nada en los negocios de Morín. Jaume Padrós declaró a un diario que él no tiene por qué saber dónde trabaja o ha trabajado Tomás Parra y Parra... cuando E-Cristians le pasó informe de su relación con Morín en Alicante. Al menos eso... ¿no le debería haber hecho investigar?

Está también el caso de la Generalitat. Si es cierto como dice la consellera Geli que tras el escándalo danés se impuso una multa de 3.000 euros a Morín por operaciones no acreditadas... ¿no era eso motivo para investigar más? Si debe acreditarse el supuesto para abortar... ¿no hay aquí causa suficiente para acudir a la justicia?

El presidente del PP de Catalunya, Daniel Sirera, pidió el jueves que la Generalitat se persone -al menos ahora- como acusación particular. También preguntó al presidente de la Generalitat, José Montilla, que explique si es cierto que los Mossos d'Esquadra no participaron en la investigación porque al conseller de Interior, Joan Saura, "no le interesaba políticamente", según el dirigente popular. "Lo que no puede ser es que esto pase delante nuestro y que ni la Generalitat lo sepa", agregó.



Adopcion Espiritual

El aborto eugenésico, contrario a Naciones Unidas




El Convenio de NNUU contra la discriminación por razón de discapacidad contraviene el aborto eugenésico



El próximo lunes 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. En España se aprovechará la fecha para rubricar el Convenio de NNUU contra todo tipo de discriminación por razón de discapacidad.

Sin duda uno de las mayores discriminaciones de los discapacitados se produce en el período prenatal. Según la Federación Española de Instituciones de Síndrome de Down, alrededor de un tercio de los embarazos en los que el feto presenta anomalías cromosómicas no llegan a término. Sin embargo, según señalan fuentes médicas a la Asociación de Víctimas del Aborto, la cifra podría elevarse al 90% de las ocasiones en determinados hospitales. Según los cálculos de la revista Síndrome de Down Cantabria, la cifra se sitúa entre el 50 y el 100% de los casos.

El Foro Europeo de Personas con Discapacidad resolvió en su última Asamblea celebrada en Atenas en mayo de 2003 que “las personas con discapacidad deben de participar plenamente en los debates sobre los dilemas éticos y morales que produce el diagnóstico prenatal”. En ningún caso, añaden, debería de vincularse diagnóstico prenatal o interrupción o aborto. “Cualquier diagnóstico prenatal que devalúe el valor de la vida de las personas con malformaciones constituye una forma de discriminación, rompe con los principios de los derechos humanos y puede estar abierta a acciones legales”, concluye la resolución.

En la misma línea se manifiesta el IX Congreso Mundial de Síndrome de Down celebrado en agosto de 2006: “El diagnóstico prenatal -señalan en sus conclusiones- se ha convertido en el mayor aliado de la discriminación contra las personas con Síndrome de Down”. En estas circunstancias, añaden “es muy difícil que las personas con síndrome de Down “desarrollen su autoestima, pues se dan cuenta que la sociedad las rechaza ya en los primeros meses de su vida intrauterina”, apunta la resolución.

Por eso tiene mucho interés la firma de España del convenio de NNUU contra todo tipo de discriminación por razón de discriminación. En su artículo 10 se señala que “los firmantes reafirman el derecho inherente a la vida de todos los seres humanos y adoptarán todas las medidas necesarias para garantizar el goce efectivo de ese derecho por las personas con discapacidad en igualdad de condiciones con las demás”. En coherencia con esta redacción debería modificarse la legislación nacional para adaptarla al acuerdo internacional.

Y la modificación del Código Penal en el delito del aborto estableció la despenalización en los casos del mal llamado aborto ‘terapéutico’. Mal llamado porque como recuerda el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, “la interrupción del embarazo no tiene efecto terapéutico sobre el niño”. Desde Asuntos Sociales se asegura que la legislación española se adaptó el pasado 6 de noviembre. Sin embargo, en España se producen anualmente cerca de 3.000 abortos justificados por razón de malformación del feto. ¿Cuándo finalizará esta eugenesia?

Estos temas serán analizados en ‘El Club de la Palabra’ de Intereconomía TV por la doctora Sol Ortiz de Artiñano, patrona de las fundaciones PRODIS y Síndrome de Down. También participará Miguel Ángel Calero Sánchez, miembro de AFANDICE y director del Centro Ocupacional de Villaverde y Juan José Lacasta, director técnico de la Confederación Española de Organizaciones que trabajan a Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual. ‘El Club de la Palabra’ se emite este viernes a las 23,10.



Adopcion Espiritual

La sociedad abortista


1. Una sociedad que tolera el aborto, que mira para otro lado ante el delito de aborto, o que incluso lo defiende o lo promociona, es una sociedad sin Dios. Puede haber ateos o agnósticos que se opongan al aborto, pero, sin Dios, todo está permitido. También matar a un ser humano inocente.

2. Una sociedad que tolera el delito de aborto es una sociedad hipócrita. Se alarma ante un accidente con repercusiones en el ecosistema. Se conmueve por el sufrimiento de los animales. Se encadena a un árbol para que no lo talen, y calla, cómplicemente, ante el asesinato industrial de niños en el seno de sus madres.

3. Una sociedad que tolera el delito de aborto es una sociedad mentirosa. Manipuladora del lenguaje. Llama “interrupción voluntaria del embarazo” a lo que es en realidad matar a un ser humano. Llama “derecho” a lo que es un crimen. Llama “progreso” a lo que es la peor de las regresiones.

4. Una sociedad que tolera el delito del aborto es una sociedad encubridora del mal. Firma un cheque en blanco a sus políticos. No para que busquen el bien común, sino para que amparen el mal. Para que pongan a salvo el ejercicio inmisericorde del propio egoísmo.

5. Una sociedad que tolera el delito de aborto es una sociedad insolidaria. Se olvida de los pobres. De los que no dan votos. Deja de lado a quienes se encuentran en una situación angustiosa o difícil.

6. Una sociedad que tolera el delito de aborto es una sociedad decadente. Donde no hay vida no hay ni esperanza ni futuro. No hay mañana ni pasado mañana.

7. Una sociedad que tolera el delito del aborto es una sociedad cruel. Con la indiferencia del “sálvese quien pueda”. No importa el dolor del otro. Importa sólo mi placer. No importa solucionar los problemas; importa quitárselos de en medio.

8. Una sociedad que tolera el delito del aborto es anti-humana. Inmune a la compasión. Exige que un dentista no haga daño al extraer una muela, pero contempla indiferente el dolor de un niño a quien se le aplica una inyección letal.

9. Una sociedad que tolera el delito del aborto es anti-natural. Ve el sexo como pasatiempo. A la persona como mercancía alquilable. A la paternidad y a la maternidad como una enfermedad infecciosa.

10. Una Iglesia que quiera vivir en medio de una sociedad que tolera el delito del aborto ha de ser una Iglesia martirial y profética. Dispuesta a quedar en minoría a la hora de decir: “no todo vale”.

Guillermo Juan Morado.





Adopcion Espiritual

jueves, noviembre 29, 2007

Así funcionaba la cámara de los horrores del dr. Morín

jueves, 29 de noviembre de 2007
Azahara Migel e Higinio Mosteiro.-
Un testigo denunció detalladamente las irregularidades de las clínicas abortistas más conocidas de Barcelona y sacó a la luz un submundo en el que una vida de siete meses tiene un precio: 6.000 euros. Ya no hay excusa. No cierre los ojos, se lo contamos. Médicos sin titulación, informes falsificados, quirófanos sin seguridad sanitaria y millones de euros en dinero negro. Así funciona el negocio del aborto del doctor Carlos Morín, según las declaraciones de un testigo protegido a las que ha tenido acceso ÉPOCA y que desde junio de 2007 están en manos del Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona.

Pero una acusación más grave cae sobre el propio doctor Morín. Según el testigo, fue diagnosticado de sida hace dos años, por lo que fue ingresado dos meses en el Hospital San Pablo de Barcelona. "En ningún momento se informa a la paciente de la enfermedad y del riesgo de contagio", asegura.



Morín hacía su agosto al margen de la legalidad, practicando intervenciones de riesgo a mujeres embarazadas en avanzado estado de gestación y cobrando este tipo de abortos en dinero negro, siempre según la declaración de este testigo. Y es que este médico abortista de origen peruano se lleva por cada una de estas intervenciones entre 3.000 y 6.000 euros. A más tiempo de embarazo, más dinero para el bolsillo. ¿Y nadie se preguntaba en todos estos años sobre la legalidad de las operaciones de esta clínica y de otros muchos centros que realizan las mismas actividades por todo el país?



Una denuncia de E-Cristians encendió la mecha. Y las declaraciones de este testigo protegido ante la Dirección General de la Policía, incluidas posteriormente en la investigación que lleva el Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona, fueron el detonante para que esta semana la Guardia Civil entrase en las clínicas Ginemedex, Emece, TCB y la Fundación Morín, y detuviese a Carlos Morín y a cinco de sus más cercanos colaboradores. Aseguran que tan sólo de las instalaciones de Ginemedex los agentes sacaron una caja de documentación.



¿Y qué escondía en tanto papel? ¿Apuntes manuscritos donde, según el testigo, se tomaba nota de las pacientes que no querían dejar constancia de su embarazo, la cantidad de dinero B que éstas pagaban y los meses de gestación en los que se practicaban los abortos? Lo que eran crímenes incluso ante los ojos de los menos creyentes.



Carlos Morín demostró ante el mundo no tener escrúpulos cuando embarazadas de 31 semanas sin motivo aparente para interrumpir su embarazo eran aceptadas en su clínica para practicar un aborto. Intervenciones de alto riesgo con el agravante de que, según este testigo, los médicos no tienen la titulación necesaria para ejercer en España, las enfermeras no están tituladas y los quirófanos no cumplen las mínimas exigencias higiénicas ni sanitarias. "A veces se habilita un sofá en el vestuario de las enfermeras a modo de box provisional para el posoperatorio de las pacientes a las que habían realizado IVES (interrupciones voluntarias del embarazo) con anestesia local", señala la declaración...



(Lea el reportaje íntegro en la revista ÉPOCA)





Adopcion Espiritual

Las escuchas delataron abortos de fetos de ocho meses en las clínicas Gimedex


Marta Ricart Barcelona 28/11/2007 Actualizada a las 03:31h
Los investigadores de la supuesta trama de abortos ilegales en clínicas del grupo Ginemedex-TCB, destapada en Barcelona, contaron con varias fuentes de información para avanzar a buen paso en sus pesquisas. Los datos facilitados por una antigua empleada allanaron el camino para que la juez instructora autorizara seguimientos a personas e intervenciones telefónicas.

Las escuchas policiales autorizadas por la juez pusieron al descubierto muchos casos en los que los responsables médicos de estas clínicas aceptaban el encargo de interrumpir embarazos aunque la madre estuviera en avanzado estado de gestación, en algunos casos hasta el octavo mes, según fuentes de la investigación. Las intervenciones telefónicas recogidas en el sumario pueden dividirse en dos grupos: las conversaciones que los principales implicados en la trama realizan entre sí y las que mantienen con las pacientes. Fue durante la audición de estas últimas cuando se descubrieron los preparativos de abortos a fetos de siete y ocho meses.

Las escuchas delatan la existencia de abortos en periodos de gestación tan avanzados, pero el secreto del sumario impide conocer si alguno de los que reúnen estas características fueron los que se practicaron a alguna de la quincena de mujeres que la Guardia Civil y la Guardia Urbana tienen identificadas como participantes en los supuestos delitos. La identidad de alguna de las mujeres se obtuvo gracias a seguimientos y la de otras, por conversaciones telefónicas.

Dichas conversaciones pusieron al descubierto lo que, según los investigadores, era una forma muy descarnada de hablar entre el personal encargado de los abortos. Así, en conversaciones intrascendentes en las que, por ejemplo, se repasaba la jornada laboral del día en cada una de las clínicas investigadas, una persona le dice a otra: "Hoy he hecho cinco rompecocos". (*) Rompecocos es una palabra recurrente en las conversaciones telefónicas intervenidas por el juzgado. Los comunicantes la utilizaban como sinónimo de aborto para hablar entre ellos.



-----



(*) ¿qué es un rompecocos?

Se inserta en el útero un tubo hueco que tiene un borde afilado. Una fuerte succión (28 veces más fuerte que la de una aspiradora casera) despedaza el cuerpo del feto que se está desarrollando, así como la placenta, y absorbe "el producto del embarazo". La persona que practica el aborto introduce luego una pinza para extraer el cráneo, que suele no salir por el tubo de succión. Casi el 95% de los abortos en los países desarrollados se realizan de esta forma [aborto por succión].




Adopcion Espiritual

miércoles, noviembre 28, 2007

Tomás Parra, vocal en el Colegio de Médicos (COMB), prestaba su firma en los abortos de Ginemedex


Pablo J. Ginés

Tomás Parra, vocal en el Colegio de Médicos (COMB), prestaba su firma en los abortos de Ginemedex

El vocal Parra fue encarcelado con Morín por abortos ya en 1989; repasamos la peculiar inoperancia del Colegio de Médicos de Barcelona en 3 años de escándalos.

Tomás Parra y Parra, ginecólogo con consulta en Avenida Catalunya, 53 A de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), es vocal de la sección de Tocoginecólogos del Colegio de Médicos de Barcelona (como se ve en la web del Colegio:

http://www.comb.cat/cat/comb/seccions/tocoginecolegs.htm ).

.
Compartió cárcel con el doctor Carlos Morín en noviembre de 1989 en la prisión de Fontcalet, Alicante, acusados ambos de abortos ilegales en la clínica Ginetec (como en su día publicó El País).

Después de su excarcelación en Alicante, el doctor Tomás Parra siguió trabajando con las clínicas de Morín en Barcelona. Un ginecólogo barcelonés consultado por ForumLibertas ha declarado que "Tomás Parra ha trabajado años en Ginemedex y los centros de Morín, haciendo lo que ya pueden ustedes imaginar".

Pero fuentes de la investigación a las que ha tenido acceso ForumLibertas demuestran que Tomás Parra ha hecho más "de lo que podemos imaginar". El veterano colega de Morín no sólo habría realizado abortos (legales o ilegales, la justicia lo dirá).

Según datos de la investigación, consultadas por ForumLibertas, Tomás Parra y Parra prestaba además su nombre y sello como ginecólogo a otros médicos de las empresas de Morín, que hacían las ecografías a las pacientes, y las retocaban o falsificaban para indicar menos semanas de las que realmente tenía el feto.

ForumLibertas ha llamado al teléfono del consultorio del doctor Parra y Parra en Cerdanyola durante el martes y la mañana del miércoles, sin que nadie descolgase. No hemos podido confirmar que este vocal del Colegio de Médicos sea uno de los supuestos colaboradores detenidos por la Guardia Civil.

Falsos datos y cuerpos desaparecidos: ¡sólo una francesa abortó "oficialmente" con más de 22 semanas en 2005!

Falsificar las edades de los fetos habría sido, según los datos de la investigación, parte clave del negocio del aborto de extranjeras en Barcelona. El 7 de noviembre de 2006, con el escándalo del doctor Morín en la televisión danesa circulando por media Europa, E-Cristians pedía al entonces director de Recursos Sanitarios de la Generalitat, Rafael Manzanera, "información escrita sobre el procedimiento y características completas así como normativa y reglamentación de su departamento en relación al registro, control y verificación de los abortos que se producen".

Este responsable de la Generalitat envió a E-Cristians una tabla oficial de mujeres residentes en el extranjero que abortaron en Cataluña en el 2005. Había sólo 16 mujeres con abortos de más de 22 semanas de gestación (límite español para los fetos con "graves taras" ). En cambio, había 1.029 extranjeras con abortos de menos de 22 semanas. Según estas cifras oficiales, a pesar de estar la calle Dalmases llena de coches franceses de lunes a viernes, sólo 1 francesa había abortado un hijo de más de 22 semanas. Las otras 701 francesas registradas abortaban fetos de menos de 22 semanas. (Servei d'Informació i Estudis. Direcció General de Recursos Sanitaris. Departament de Salut).

Estas cifras tan increíbles (que sólo una francesa en todo el año venga a un aborto tardío, cuando Morín tiene 3 clínicas especializadas en abortos muy tardíos) se explicarían si se confirma lo que apunta la investigación: docenas, quizá cientos de extranjeras con bebés de 6, 7, 8 meses, que las clínicas habrían registrado falsamente como "menores de 22 semanas".
.



Como los cuerpos de esas edades tardías son restos biológicos que deben registrarse de alguna manera, es muy posible que los aparatos de trituración que la prensa (y otras fuentes) localizan en los centros de Morín sirviesen para desmenuzar y moler estos cuerpos hasta poder eliminarlos por el desagüe. Material biológico... más o menos.

¿Qué dice la Ley catalana sobre los procedimientos para abortar?

El Código Penal en España dice que el aborto es un delito. Pero hay una ley estatal que despenaliza la práctica de este delito en ciertos casos: malformación del feto, violación y riesgo psíquico o físico para la madre. Este último caso no tiene límite de tiempo: puede abortarse con ese supuesto hasta el día antes del parto. Es el coladero con el cual se justifican más del 90% de los abortos.

¿Cuántos y qué tipos de abortos hay y cómo sabemos que son así? En Cataluña sólo hay un reglamento que diga cómo se debe informar de los abortos: la orden del 10 de diciembre de 1986. Dice que los centros que abortan "nombrarán un responsable entre su personal que recoja los datos apuntados en el impreso del alta hospitalaria y la llevará en un sobre al departamento de Sanidad antes de que pase una semana del alta".

Y ya está. Ese es todo el control que hay: un formulario que rellenan las clínicas abortistas y entregan cada semana. ¿Qué pasaría si Hacienda se documentase asíd e las actividades de las empresas y los contribuyentes? ¿Cuánta estafa y fraude habría? En las clínicas del aborto, un sector económico con ánimo de lucro -mucho lucro- la lógica del dinero y la absoluta falta de control han dado los resultados predecibles. Así es facílísimo. Así cientos de francesas de gran barriga pasan a ser embarazadas de menos de 4 meses.

Compárense, por ejemplo, con las normativas para cortar un árbol en Cataluña (como suele señalar Josep Miró, que años antes de ser presidente de E-Cristians fue conseller de Agricultura): "tienes que notificar dónde vas a cortar, señalar el árbol, viene un agente forestal, te inspeccionan dónde dejas los residuos, qué has hecho exactamente...". En cambio, cuando son fetos, un sobre y un formulario basta.

La peculiar inoperancia del Colegio de Médicos

El secretario del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume González Padrós, y el presidente, Miquel Bruguera, recibieron informes de la asociación E-Cristians, junto con Médicos Cristianos de Cataluña y Juristas Cristianos de Cataluña, que recogían los escándalos periodísticos del doctor Morín desde 1989 (su prisión con el doctor Tomás Parra, vocal del Colegio), de 2004 (las noticias y video del "Sunday Telegraph / Daily Telegraph", el reportaje danés de 2006...

E-Cristians, a fecha de noviembre de 2006, presentaba en el colegio una denuncia escrita (que puede verse aquí en PDF) contra Morín, sus centros "y contra los facultativos que formando parte del cuadro médico de estos centros médicos hayan podido realizar las mismas prácticas denunciadas en este escrito". Eso incluiría -de confirmarse los datos de la investigación- al ginecólogo Tomás Parra, vocal del Colegio y colaborador de Morín. Pero el Colegio de Médicos no movió ni un dedo, ni un papel -que sepamos, a un año de la denuncia- para investigar el caso de su vocal Parra y su relación con los hechos denunciados por periodistas ingleses y daneses.

A 15 de febrero de 2007, E-Cristians insistía en preguntar al Colegio de Médicos cómo iban sus investigaciones. La respuesta llega con fecha del 16 de abril. El secretario Jaume Padrós escribe:

- que las noticias de la prensa "sólo quieren introducir solapadamente debates sobre valores que están garantizados por la Constitución", que desde 1985 se ha establecido que hay interrupciones del embarazo no punibles.

- que "la utilización del escenario de los medios de comunicación para defender unos determinados valores morales a través de la inculpación pública de la práctica médica no es adecuada"

- que "el denunciante no puede pretender que en el ámbito colegial se tomen resoluciones que cuestionen el actual marco de regulación de la interrupción voluntaria del embarazo".

Así, después de regañar a E-Cristians y a los periodistas daneses e ingleses por grabar las prácticas de Ginemedex, el secretario Padrós escribe "no se puede derivar responsabilidad deontológica y en consecuencia abrir expediente sancionador al doctor Morín" y "se procede al archivo de las actuaciones". Eso sí, cuando haya una "resolución judicial firme" con "hechos probados", entonces el colegio hará una valoración deontológica. Mientras tanto, el colegio recuerda algo que sí le consta que ha hecho Morín: querellarse con toda la prensa que está buscando la verdad de los hechos.

¿Qué investigación se deriva del texto del secretario Padrós del 16 de abril? Ninguna investigación. Ni se entrevistó a los colaboradores de Morín. Ni se contrató un detective que hablase con ex-trabajadores. Ni se cuestionó el tipo de medicamentos o sustancias o equipos que se usaban en las clínicas.

¿Preguntó Padrós acaso al vocal del colegio y compañero de cárcel de Morín, Tomás Parra, al que hoy la investigación relacionaría con la falseación de documentos y ecografías? Recordemos que en 2 escritos distintos -22 de noviembre de 2006 y 21 de mayo de 2007- E-Cristians indicó al Colegio la relación (carcelaria y profesional ya en 1989) entre Tomás Parra y Carlos Morín. Padrós nunca menciona ni parece conocer en ningún documento a su compañero, vocal de tocoginecología, doctor Parra.

Cuando E-Cristians insista al colegio en que investigue, Padrós repetirá en carta del 19 de julio de 2007 que "no nos corresponde como corporación la competencia sobre vulneración de normal penales referidas al delito de aborto".

O dicho más claro: que el colegio no está para investigar delitos, que investiguen otros.

La respuesta (al presidente Bruguera y al secretario Padrós) del presidente de E-Cristians, Josep Miró, es contundente (6 de septiembre de 2007): sí le concierne al Colegio (la posible vulneración de normas penales) "sobre todo por lo que podría significar que conociendo las circunstancias y los hechos en un grado suficiente y con anterioridad al conocimiento judicial, y habiendose solicitado que actúen, hayan renunciado. En cualquier caso considero que las providencias que haya efectuado el Colegio habrán de ponerse en conocimiento del juez".

Y sigue Miró: "como puede suponer, nos reservamos el lógico derecho a recabar futuras actuaciones en relación al Colegio".

Lo siguiente en el culebrón son las fotos en portada del doctor Morín, escondiendo las manos esposadas bajo una bata blanca, inmaculada, de médico. Todo un símbolo.

¿Tenía "conocimiento suficiente" el colegio para actuar? Según los datos de la investigación, al menos uno sí: el vocal de ginecología Tomás Parra. Desde 1989, prisión de Fontcalent.


Adopcion Espiritual

Provocar abortos a los siete meses: decapitaciones e inyecciones letales



DOMINGO PÉREZ
MADRID. El caso de las clínicas privadas que practicaban abortos ilegales en Barcelona ha destapado una triste realidad. En España, amparados en una ley-máscara que permite abortar en cualquier momento de la gestación para preservar la salud física o psíquica de la madre, se practican interrupciones voluntarias de embarazos en estadios muy avanzados de gestación.

Un reportaje, realizado con cámara oculta por la televisión danesa, mostraba cómo el ginecólogo Morín aceptaba realizar un aborto de 30 semanas y explicaba a la madre el método que iba a utilizar: «Le ponemos un tóxico en el corazón que le produce la muerte inmediata. Cuesta 4.000 euros». Sin embargo, Morín pudo haber sido mucho más explícito al detallar los métodos que se utilizan.

Le cortan la cabeza

Un feto de 30 semanas casi ya es un bebé. Mide unos 28 centímetros, pesa 1,3 kilos. La piel es más gruesa y más rosada. Se produce un aumento de las conexiones entre las células nerviosas del cerebro. A partir de este estadio, el desarrollo se centra en el crecimiento. Es más, casi todos los bebés que nacen en este periodo sobreviven con ayuda médica. Son puntualizaciones vitales. Detalles que vienen al caso porque, como explica el portavoz de la Asociación de Médicos Cristianos de Cataluña: «Con 30 semanas o más, para abortar hay que inducir al parto. El niño tiene que nacer».

Y desgrana los brutales procesos que se siguen. Básicamente dos. «Uno de ellos -explica- es el que se denomina «aborto de nacimiento parcial». Se le pone a la madre un gotero con oxitocina para provocar el parto. Al bebé se le suele poner también una inyección en la fontanela (hueso aún no formado del cráneo) con algún tipo de calmante, siempre barato porque en estas clínicas prima la rentabilidad económica, para que no se mueva el bebé, para que la madre no lo note. El parto prosigue su pasos y cuando sale la cabeza se decapita. Así, sin más». Otra variante apunta a que al sacar la cabeza se insertan unas tijeras en la región occipital del bebé, después se abren para agrandar el agujero. Se introduce un catéter en el orificio, a través del cual se vacía el cerebro por succión y finalmente se extrae la cabeza del útero... El doctor que explica todo el proceso se pregunta: «¿Qué diferencia hay entre este tipo de aborto y un infanticidio?»


La otra práctica a la que se refería Morín no es menos cruel. «Como en el caso anterior se provoca el parto. En un momento dado, por medio de una ecografía, se localiza un vaso sanguíneo del feto -casi nunca el corazón- y vía canal de parto le inyectan digoxina. Es un medicamento que se utiliza en personas mayores porque ayuda a que el corazón funcione mejor y controla las arritmias. Sin embargo, en un feto es letal. Una vez muerto, se extrae». En ocasiones -según explican los especialistas- el parto no evoluciona correctamente y entonces se suele practicar una cesárea, se extrae el feto y ya fuera se opta o por la decapitación o por la inyección letal.

La tercera forma de acabar con la vida de los fetos-bebé cuando el estado de gestación es muy avanzado son las inyecciones de prostaglandinas. Es esta una forma más reciente de practicar abortos, que se ha puesto bastante de moda. Utiliza unos potentes productos químicos que provocan fortísimas contracciones que hacen que el útero acabe expulsando al bebé. Las contracciones son tan intensas que se ha dado el caso de criaturas amputadas por su efecto. A veces, el bebé nace vivo -continúan relatando-. Se trata de una «complicación» en el argot abortista, que se soluciona siguiendo lo relatado en el primer y segundo caso.


La brutalidad de las clínicas no concluye con el aborto. Hay que deshacerse de un cuerpo humano de cierto tamaño. Entran en acción trituradoras e incineradoras o empresas especializadas en recoger y, en teoría, deshacerse de los restos. Aunque, como apuntan desde Médicos Cristianos, «tenemos la certidumbre (y pruebas) de que en muchas ocasiones los cadáveres acaban en laboratorios para fabricar productos cosméticos». .

La detención del Dr. Morín dispara el número de mujeres que buscan ayuda para no abortar


miércoles, 28 de noviembre de 2007

Santiago Velo de Antelo.- Una de las consecuencias más importantes de la intervención judicial en las clínicas del abortista doctor Morín, ha sido el número muy significativo de mujeres embarazadas que se están replanteando abortar.Así lo confirma la presidenta de la Fundación Red Madre, Carmen García-Valdés, quién ha confirmado a este medio que las llamadas a las diferentes asociaciones provida se han incrementado de forma muy significativa desde que la noticia se hizo pública en la mañana del lunes.

"Tenemos varios casos de mujeres que han llamado a raíz de ver en televisión lo que se practicaba en las clínicas del doctor Morín", comenta García-Valdés. "Como ejemplo, nos ha llamado una chica inmigrante que trabaja en casa de una señora tras ver la noticia en televisión. Tenia cita para abortar este sábado ya que es la única solución que le venden. Nos llamó a la asociación a través de la señora de la casa. Se ha enterado de las ayudas que la podemos prestar y ya no va a abortar. Otro abogado ha llamado para que intervengamos en el caso de una menor embarazada. También ha sido a raíz de ver en televisión la realidad del aborto".

En muchos casos las mujeres "se han impresionado del avanzado estado de gestación de los abortos así como de la maquina trituradora que utilizaban para deshacerse de los restos de los niños, y se han dado cuenta de lo que iban a hacer".

Como conclusión comenta que "por fin se ha roto la ley del silencio en torno al aborto y las clínicas abortistas ya no son intocables". Así, y como informábamos en la edición de ayer, es el momento de que la fiscalía actúe de oficio e investigue a tantas clínicas abortistas que campean a sus anchas por España.

Adopcion Espiritual

martes, noviembre 27, 2007

Detenido el 'doctor aborto' en una operación policial sin precedentes

Arrestados Carlos Morín y otras cinco personas, tras el registro de sus clínicas. Ni la Generalitat ni el Colegio de Médicos de Barcelona quisieron investigarles.

Santiago MataMadrid. La Guardia Civil registró ayer, por orden del juzgado de instrucción número 33 de la Ciudad Condal, cuatro clínicas barcelonesas del grupo Ginemedex-TCB, y procedió a la detención de seis personas bajo sospecha de "práctica reiterada de interrupciones voluntarias del embarazo radicalmente fuera de los supuestos permitidos por la legislación", según un comunicado de la Fiscalía del Tribunal Superior de Cataluña (TSJC).

Las clínicas Ginemedex, TBC, Emece y Barnamedic (CBM), regentadas por el cirujano peruano Carlos Morín, han sido repetidamente denunciadas por realizar abortos fuera de los casos despenalizados, pero ni el Colegio Médico de Barcelona ni la Consejería de Sanidad de la Generalitat prestaron atención a los hechos denunciados. La de ayer ha sido la operación de mayor envergadura contra los abortos ilegales desde que en 1986 se despenalizó parcialmente esta práctica. Manuel Cruz, director de la Fundación Vida, comentó a Europa Press el alcance de la operación asegurando que "llevamos 20 años viendo cómo las denuncias se archivaban", y "ahora las clínicas también están bajo el Estado de Derecho".

El origen de la actual investigación judicial está en un artículo publicado el 10 de octubre de 2004 en el Daily Telegraph londinense por Daniel Foggo y Charlotte Edwardes, a quienes el doctor Tomás Parra, de Ginemedex, pretendía cobrar 3.200 euros para abortar un feto de 26 semanas completamente sano. El relato iba acompañado de un editorial que hablaba de una “horrorosa industria clandestina” y un “siniestro mercado de la muerte”. El Telegraph suponía que "la policía y el gobierno españoles seguramente querrán cerrar esta clínica, que viola de forma tan flagrante las leyes sobre el aborto de ese país" y el ministro de Sanidad británico, John Reid, dijo que la situación era "muy seria", pero poco después Rafael Manzanera, director de Recursos Sanitarios de la Generalitat, declaraba que la “asistencia” que presta Ginemedex es “correcta”.

Le Monde fue el primer medio de comunicación extranjero que habló de los abusos del aborto en España al informar (3 de abril de 1997) de que medio millar de francesas abortaban en Barcelona una vez pasado el límite de legalidad del aborto al norte de los Pirineos (10 semanas). La huella del Telegraph fue seguida en noviembre de 2006 por la televisión pública danesa DR1, que grabó al doctor Morín con cámaras ocultas: esta vez pedía 4.000 euros (más de diez veces lo normal) para abortar un feto de 31 semanas, amparándose en que cuando peligra la vida de la madre no hay límite de tiempo para el aborto en España.


El 22 de noviembre de 2006, Josep Miró i Ardèvol, presidente de la Asociación e-cristians, denunció a Morín ante el Colegio de Médicos de Barcelona, y al no encontrar el Colegio indicio de delito, interpuso la querella criminal que dio lugar a los registros y detenciones de ayer. Los otros detenidos son médicos y gerentes de las clínicas de Morín. El TSJC aseguró que sólo se incorporarán a las diligencias judiciales aquellos historiales clínicos en los cuales "aparezcan fundamentados motivos de imputación".

lunes, noviembre 26, 2007

Reportaje de la tv danesa sobre Morin

Detienen al Dr. Morín y otras tres personas, la Guardia Civil registra sus empresas en Barcelona

Detienen al Dr. Morín y otras tres personas, la Guardia Civil registra sus empresas en Barcelona

Precintan cuatro centros abortistas relacionados con Morín, incluyendo Ginemedex; en julio se aceptó la querella de E-Cristians, por delitos de aborto y asociación para delinquir.

"Usted tiene su moral, yo la mía", decía el doctor Morín hace un año a los periodistas daneses, asombrados por los abortos tardíos y de dudosa legalidad que realizaba en sus centros.

La Guardia Civil ha detenido a Carlos Morín (con su particular moral), a uno de sus colaboradores (aún vestido con la bata de médico, según fuentes policiales citadas por las agencias) y a dos mujeres, una en la clínica Ginemedex y otra en el centro Emecé.

La Guardia Civil llegó a las 9 de la mañana de hoy lunes a cuatro clínicas de Barcelona, todas en el barrio de Tres Torres, todas ligadas de una u otra manera al doctor Carlos Morín. Precintó las instalaciones y empezó a registrar despachos y dependencias, guardando en cajas documentación y materiales de su interés. De Ginemedex la guardia civil se ha llevado una docena de cajas.

La fiscalía de Barcelona y el juzgado de instrucción número 33 han ordenado la operación a raíz de la denuncia que interpuso E-Cristians (www.e-cristians.net) contra el doctor Carlos Morín. Está acusado de delitos de aborto y de asociación para delinquir. La querella fue admitida en julio. Probablemente, la suma de indicios aportados por E-Cristians junto con las investigaciones de la jueza y la fiscal que llevan el caso han reunido indicios suficientes para dar pie a esta importante operación de registro.
.
Morín ya fue encarcelado en 1989 por abortos en la clínica Ginetec de Alicante, una sucursal de Barnamedic. También de Barnamedic era Emece, en Palma de Mallorca, cerrada en noviembre de 2005 por la Conselleria de Salud balear. En Emece Mallorca se hacían abortos pero sin ningún ginecólogo acreditado, según la Dirección General de Acreditación y Evaluación. El "médico" que efectuaba los abortos no era ginecólogo.


¿Qué pasó en las investigaciones del 2004 y el 2006 de la Generalitat?
El gran despliegue de la Guardia Civil, acompañada por la Guardia Urbana de Barcelona, contrasta con lo sucedido hace tres años, cuando el dominical británico THE SUNDAY TELEGRAPH (10 de octubre de 2004) publicó el reportaje de una periodista inglesa infiltrada como "clienta" en Ginemedex, que filmó con cámara oculta como iban a abortar a su bebé simplemente rellenando en un papel una falsa declaración de "urgencia ginecológica".

Ante el escándalo en Inglaterra y España, el 13 de octubre de 2004 el Departamento de Sanitat de la Generalitat se limitó a enviar unos inspectores que se pasearon por Ginemedex, revisaron algunos papeles de la clínica, no investigaron nada sobre cómo se comprueban las supuestas “urgencias ginecológicas” y tampoco se molestaron en investigar la falta de rigor e independencia de los informes médicos que avalan los abortos, etc... La "investigación" duró menos de un día. Fue casi una visita de cortesía. Aproximadamente un año y medio después Sanitat cerraba el expediente.
Pero los escándalos de los abortos tardíos de Ginemedex seguían salpicando por Europa. El 29 de octubre de 2006 fue la televisión pública danesa la que emitía un reportaje (emitido al día siguiente también en Inglaterra y Holanda) con otra periodista infiltrada en otra clínica del doctor Morín, cuyo aborto se iba a justificar con un arbitrario documento de "grave riesgo para la salud -psíquica- de la madre". Cuando los periodistas daneses dijeron a Morín que le habían grabado, éste acudió a Lluís Torralba, subdirector de Servicios Sanitarios del Departamento de Salud. Torralba diría a los medios de comunicación que "hace un mes que tenemos conocimiento de los hechos", precisamente por avisarle Morín. Se declaró a la prensa que los Mossos investigarían.
¿Qué han investigado los Mossos desde entonces? ¿Es revelador que los registros de hoy -los primeros "serios" en toda esta historia- los esté haciendo la Guardia Civil?
Fuentes de la Guardia Civil citadas por agencias insisten en que esta nueva investigación no está relacionada con las anteriores. Es decir: no trabajan con lo que los Mossos pudieran haber investigado en 2004 (el caso inglés) o en 2006 (el caso danés). Pero es evidente que la documentación danesa e inglesa forma parte de su material de investigación, aunque sólo sea porque se la entregó E-Cristians con la denuncia admitida a trámite en julio.

Este es el aspecto de los seres humanos cuando tienen 24 semanas de edad;
las clínicas de Morín se especializan en abortos tardíos que llegan de toda Europa
E-Cristians y el abogado de Morín, en televisión

Al saberse los hechos, el programa matinal de TV3, "Els Matins", de Josep Cuní, se ha hecho eco del registro policial y ha entrevistado en plató al presidente de E-Cristians, Josep Miró i Ardèvol, y en la calle, ante Ginemedex, al abogado de Carlos Morín, Francesc Campà.

- Mi cliente es responsable de algunas de estas clínicas, no de todas. La policía no me ha dejado entrar en las dependencias. Sólo hemos podido ver un auto del juzgado número 33 de Barcelona. Mi cliente está tranquilo -respondía el abogado del empresario abortista.

- Usted sabe que E-Cristians hizo una denuncia a partir del reportaje de la televisión danesa, reportaje que E-Cristians divulgó y del que nos hicimos eco en nuestro programa hace un año... -comenta Josep Cuní.

- No puedo hablar de cosas que son secreto de sumario. Lo que hicimos nosotros fue querellarnos jurídicamente con todos los medios de comunicación que nos acusaron. Con uno no hizo falta, porque llegamos a una conciliación previa en la querella por injurias y calumnias. Era el semanario Alba, que reconocía de alguna manera que lo que había publicado era "al tun-tun", sin saber del tema -responde el abogado de Morín.

- ¿Puede usted asegurar que todas las actividades en estas clínicas se hacen dentro de la ley?

- Negar o afirmar que todas las acciones que se hagan en estas clínicas sean legales no puedo hacerlo. Porque soy abogado, no médico. Es imposible afirmarlo. Me limito a llevar los asuntos del doctor Morín. Pero por la confianza que he llegado a tener en etos últimos años trabajando con el Dr. Morín yo diaría que sí, que las clínicas obran según la legalidad vigente.

-No pone usted la mano en el fuego - comenta el periodista.

-Evidentemente, señor Cuní. ¿Usted pondría la mano en el fuego por algo que digan sus invitados en su programa?

- La diferencia es que yo no cobro de mis invitados, señor Campà.

- Mi tarea es sólo jurídica. Desconozco las interioridades de la profesión médica. Pero a priori, reitero con contundencia, que yo y mi despacho creemos en lo que el Dr. Morín nos ha dicho con los años. De hecho, es la primera vez que vengo a esta clínica. Un momento desagradable. Pero alguna vez tenía que ser la primera.


[Es de destacar que a pesar de que Morín ha tenido 2 investigaciones de Sanitat y Mossos (en el 2004 y en el 2006), su abogado no ha tenido que molestarse ni en ir a la clínica hasta que la Guardia Civil no ha precintado sus centros y ha empezado a poner los archivos en cajas de cartón.]

Josep Cuní ha recordado entonces a la audiencia que su programa ya hace un año recogía el caso y ha reemitido unas imágenes (del 10 de noviembre de 2006) en que entrevistaba al doctor Morín. "Cumplimos la ley estrictamente según la normativa de la OMS", decía Morín. Hay que destacar que el reportaje danés no se ha emitido en ninguna televisión de España, excepto fragmentos sueltos, que el programa de Cuní ha emitido cuando ha tratado el caso.
A continuación, Cuní ha entrevistado a Josep Miró, como presidente de E-Cristians e instigador del proceso judicial.

"Esto es fruto de la querella [de E-Cristians] y las actuaciones posteriores que la fiscal y la jueza han puesto en marcha" - ha declarado Miró. "No es sólo la querella. Y no es sólo el reportaje de la TV danesa. Años antes dimos a conocer el reportaje del Sunday Telegraph. Dos domingos lo publicó. Era una periodista embarazada, que iba con cámara oculta. Vino a Barcelona porque Scotland Yard investigaba una fundación con dinero público que enviaba a abortar muejres a Barcelona."

"La ley británica es formalmente más liberal que la española. Por eso era una situación sorprendente. En Barcelona había atención especializada en varias lenguas, impresos.... No es lógico que vengan a Barcelona de Rusia, de Franca, de Dinamarca... cuando sus legislaciones son más permisivas que las nuestras. El primer responsable de control, debería haber sido el Departament de Salut, para investigar de manera seria y rigurosa. No lo ha hecho y ahora Barcelona es centro de referencia para el aborto de alto riesgo, de cinco, seis meses y mas..."

- Además de la querella aceptada en julio, usted hizo una denuncia contra Morín ante el Colegio de Médicos de Barcelona- ha comentado Cuní.

- Sí, estamos quejosos con el Colegio de Médicos de Barcelona. No tanto porque no ha hecho nada, sino por su respuesta certificada, en la que su secretario, Jaume González Padrós nos riñe, y dice que desacreditamos a un médico. ¡Como mínimo podían haber abierto un expediente informativo! Su argumento, cuando le insistimos, era que "abrieron información reservada"... pero nunca nos pidieron la información que tenemos. Y dijeron que actuarían cuando haya una sentencia en firme contra Morín. Pero si hay sentencia, entonces el colegio ya no tiene nada que decir. Se cumple la sentencia y punto. El control deontologico debe ser preivio a las sentencias.

Cuando Josep Cuní ha comentado que los motivos para la acción de E-Cristians son "ideológicos, algo que es legítimo", Miró ha respondido:

-Creemos que es común a todos los ciudadanos pedir que si hay una ley de aborto en España, al menos, que se cumpla. El relativismo legal -esta ley la aplico, esta no la aplico- es malo para todo el país, porque crea injustias.


El programa de Josep Cuní tiene mucha influencia sobre los medios en Cataluña, como ya demostró en 2006, especialmente por ser un matinal de actualidad. Al publicar el hecho como actualidad, le da "valor noticioso" ante otros medios. El tema del aborto, tabú en los medios, parece "legitimarse como tema" si ya se ha tratado en televisión a primera hora.

Equipos de televisión de Cuatro, TeleCinco, periodistas de la cadena de radio COPE, de las agencias Efe y Europa Press y otros medios han entrevistado a lo largo del día al presidente de E-Cristians.

Manifestación ante Ginemedex en diciembre 2006, contra el fraude de ley: de izquierda a derecha: la periodista Elvira País, las diputadas Elena Ribera (UDC) y Montserrat Nebrera (PP) y la doctora neonatóloga Ana Martín Ancel
La ley del aborto en España: un coladero
Cabe recordar que el aborto está despenalizado en España en tres casos: que el embarazo sea consecuencia de una violación (22 semanas como máximo), malformaciones en el feto (hasta 22 semanas también) y peligro para la salud física o psíquica de la madre (sin límite). Bajo el paraguas de este último supuesto, se está violando sistemáticamente la legalidad vigente, como ya se ha denunciado desde varios medios de comunicación (la revista ÉPOCA publicó un completo reportaje ya en 2003) y desde entidades defensoras de la vida. “Si usted tiene un embarazo normal y quiere abortar, lo que ponemos en el papel es que había una urgencia ginecológica”. Este comentario de los responsables del centro barcelonés a los periodistas de DAILY TELEGRAPH, que se habían hecho pasar por una pareja que quería abortar, consta en la grabación de los periodistas ingleses, que se ha entregado a la fiscalía.

El artículo 145 del Código Penal castiga el aborto ilegal con la pena de prisión de uno a tres años e inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria o para prestar servicios de toda índole en clínicas y consultorios ginecológicos públicos y privados durante un tiempo de uno a seis años.
.
.

El Doctor Carlos Morín, un empresario con antecedentes

El País del 21-22-1989 recoge el ingreso en prisión de Carlos Morín y otro doctor en ginecología, Tomás Parra, por una práctica de abortos ilegales en la clínica Ginetec de Alicante.

Ginetec es una de las sucursales de Barnamedic. Allí se desplazaba Morín desde Barcelona a realizar abortos, que él siempre insistió en que eran legales. La Fiscalía de Alicante había recibido denuncias de abortos ilegales de parte de otros médicos, de trabajadores sociales y de mujeres. Reaccionó deteniendo a los ginecólogos, confiscando 500 historiales de la clínica e incluso la actuación judicial se extendió al Servei Valencià de Salut de Alicante, donde se incautaron los expedientes relativos a las peticiones de reintegro de gastos por las intervenciones realizadas en algunas de las mujeres atendidas por Ginetec.

Esta investigación fiscal de Alicante en 1989 contrasta con la inacción de las autoridades catalanas en 2003 (cuando se publicó un artículo en la revista Época confirmando abortos ilegales en periodos tardíos), y en 2004, cuando los periodistas del Sunday Telegraph grabaron con cámara oculta a los abortistas de Ginemedex.

Las autoridades también fueron contundentes en Mallorca cuando en noviembre de 2005 la Conselleria de Salud de Palma de Mallorca ordenó cerrar la clínica abortista Emece (C/ Capitán Salom, 11), perteneciente al grupo Barnamedic. En Emece Mallorca se hacían abortos... pero no había ningún ginecólogo acreditado, según la Dirección General de Acreditación y Evaluación. El "médico" que efectuaba los abortos no era ginecólogo.

Abortos en directo y cenas de etiqueta

En octubre de 2003 el doctor Carlos Morín invitó a Barcelona a la "flor y nata" del sector abortero mundial, 230 personalidades del sector, en el llamado "Primer Simposio Internacional Multicultural de Salud Reproductiva", celebrado en el hotel Meliá de Barcelona. En el programa que se publicó en www.fundacionmorin.org se ofrecía hacer 50 abortos en directo, es decir, se vendía la posibilidad de "realizar una intervención hands on -es decir, de participar físicamente en una "intervención voluntaria del embarazo"- con los mejores médicos en Salud Reproductiva".

Los abortos se practicaron el viernes 17 de octubre entre las cinco y las siete de la tarde, según explica el programa de la página web, en 30 pacientes embarazadas de 0 a 3 meses (en las clínicas EMECE y GINETEC); 15 pacientes de 3 a 6 meses (en la clínica GINEMEDEX) y 5 mujeres más que se encontraban más o menos cerca de cumplir el sexto mes de gestación (clínica TCB y Fundación Morín).

Médicos Cristianos de Cataluña interpuso una demanda en el juzgado de guardia para evitar que se celebrase el simposio, pero éste se llevó adelante. Una portavoz de la Fundación explicó a Agencia Veritas que "no se han practicado abortos; tan sólo se han puesto en común técnicas científicas", aunque no supo explicar en qué consistían esas técnicas y qué se hizo con las 50 mujeres que acudieron a las clínicas abortistas para la ocasión. "Aunque nosotros quisimos asistir al Congreso, no nos lo permitieron, y a muchas personas que sabemos que lo intentaron también les fue denegado el acceso", explicaron Médicos Cristianos de Cataluña. "Sólo admitían a gente de ellos, ni siquiera a periodistas", denunciaron.

La Fundación Morín y las ONGs engañadas

Una técnica de Carlos Morín para obtener respetabilidad y fondos públicos y acceder a clientes potenciales (inmigrantes pobres) es fomentar su ONG "Fundación Morín", en teoría de promoción de la mujer, en la práctica una tapadera para el aborto.

Según la Fundación Morín, su congreso tenía el apoyo de 48 entidades del 'tercer sector' (mayoritariamente solidarias y altruistas), pero cuando las asociaciones E-Cristians y Médicos Cristianos llamaron la atención sobre las asociaciones mencionadas sólo 27 entidades quedaron en la web como implicadas en el congreso abortista.

Entre las asociaciones citadas se encontraba Cáritas Española, una institución católica. Su presidenta Nuria Gispert desmintió a E-Cristians cualquier relación con el simposio: "incluso la misma Fundación Morín ha enviado una carta a Cáritas pidiendo disculpas por la equivocación".

También sacaron de su lista de sponsors al Parlamento de Cataluña, la Asociación de Mujeres Periodistas de Cataluña, la Asociación pro Respeto a la Vida, el Grupo de Lesbianas Feministas, la Federación de Mujeres Progresistas, la Casa Argentina y la Asociación de Inmigrantes Ecuatorianos, entre otros.

En ese simposio se celebraron cenas de gala y etiqueta para commemorar los 25 años de la clínica Emece, es decir, la misma que la TV pública danesa ha descubierto implicada en abortos de legalidad más que dudosa.


Políticos le siguen el juego a Morín

Entre los asistentes a ese congreso: la ex diputada Cristina Almeida, también abogada, que se ha manifestado partidaria del aborto libre en numerosas ocasiones; el secretario general de Inmigración de la Generalitat de Cataluña, Salvador Obiols (quien, al final, no participó); la jefa de la División de Población de Marruecos, Tyane Mustapha; la responsable de la Secretaría de la Mujer del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), Lourdes Muñoz; la representante del grupo "Católicas" por el Derecho a Decidir, Paloma Alonso, y la presidenta de la asociación francesa por el Desarrollo de Métodos de Contracepción y Urgencia, Elisabeth Aubény.

La Fundación Morín, “diversidad y ciudadanía”

Para seguir presentándose como ONG, el conglomerado del doctor Morín organizó en junio de 2005 un congreso sobre "diversidad y ciudadanía" en la marítima población de Vilanova i la Geltrú. Allí estaban, junto al empresario del aborto, Teresa Llorens Carbonell (Políticas de Diversidad y Ciutadanía de la Diputación de Barcelona), Abraham Verdejo, (regidor de inmigración de Sitges), Joan Colell (defensor de la ciudadanía) y el doctor Ferran Iniesta (Presidente de la asociación cultural Origens). Había bailes de salsa, cumbia, merenge, bachata y concursos de dibujos infantiles sobre "integración".

El grupo abortista Morín / Emece acumula escándalos con impunidad
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6689

Usted tiene su moral, yo la mía: diálogos con el Dr. Morín de Ginemedex, empresario abortista
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6701

Antecedentes abortistas de Morín: cuando el río suena, agua lleva
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6718

Las incómodas preguntas del diputado Azpiroz sobre Ginemedex
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=1541

Déficit deontológico: ante el caso Morín-Ginemedex, los médicos de Barcelona miran a otro lado
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=8176

Luces, niños y familias ante el Colegio de Médicos y Ginemedex, por la vida y contra la impunidad del aborto
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6992

E-Cristians al Colegio de Médicos: "investiguen Ginemedex, hay indicios"
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=8270

E-Cristians denuncia formalmente las prácticas de Morín ante el Colegio de Médicos
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6855

El escándalo de los abortos presuntamente ilegales perjudica a la profesión médica
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6841

Prácticas abortistas ilegales en una clínica de Barcelona, denuncia la TV pública danesa
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6678

Los amigos del abortista Morín
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6698

Publicado en www.forumlibertas.com





HO celebra la actuación judicial contra el aborto ilegal

HO celebra la actuación judicial contra el aborto ilegal
Lunes 26 de noviembre Mundo HO


HazteOir.org celebra la operación judicial contra las clínicas de Carlos Morín en Barcelona, tras las reiteradas denuncias de abortos ilegales cometidos en estos centros. Además, consideramos estos hechos un nuevo argumento para solicitar el archivo de la querella interpuesta por Carlos Morín contra HO, por la que reclamaba 100.000 euros en concepto de reparación de daños por haber informado en nuestra Web sobre las noticias internacionales que denunciaban la comisión de tan grave delito.

REDACCIÓN HO.- HazteOir.org celebra la actuación policial y judicial que, según diversos medios de comunicación, se ha dirigido hoy contra las clínicas Ginemedex, Emecé, CBM y Barnamedic de Barcelona, integradas en el grupo Barnamedic que dirige el médico peruano Carlos Morín.

Como indica Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org, "es de celebrar esta actuación contra unos hechos que se vienen denunciando hace más de un año no sólo en España, sino que han creando alarma social fuera de nuestras fronteras, y que estaban minando la imagen bochornosa de una Barcelona que estaba siendo presentada como un destino turístico internacional para abortar en cualquier supuesto y con total impunidad".

"No hay que olvidar que el aborto es un tipo de delito contemplado en el Código Penal sobre el que la mayoría de las administraciones sanitarias autonómicas, igual que descuidan el ofrecimiento de alternativas a la tragedia que supone el aborto, olvidan ejercer la adecuada inspección fiscal, favoreciendo con ello una absoluta impunidad a quien sólo ve un negocio en la eliminación del no nacido", concluye Arsuaga.

Solicitud de retirada de la querella contra HO

Ante la operación judicial abierta, que ya se ha cobrado varias detenciones. HazteOir.org quiere evidenciar la falta de solidez de la querella presentada por Carlos Morín contra HO, en la que reclamaba contra toda base y veracidad que nuestra plataforma reconociese que nuestras afirmaciones sobre su clínicas abortistas –formuladas por otras parte en informaciones de la prensa nacional e internacional que no despertaron ninguna acción judicial pro su parte-, no fueron contrastadas, con lo que exigía también una excusa formal y la publicación de una rectificación en nuestra web rectificando "en nombre propio el contenido injurioso y calumnioso de los artículos publicados", así como el pago de 100.00 euros a Morín y a Ginemedex S.A. en concepto de valoración de los daños y perjuicios que según el demandante se les había causado.

Curiosamente,el doctor Carlos Morín ha dejado de comparecer dos veces ya para defender sus acusaciones ante el juez. Como ya manifestara HO a raíz de estas ausencias, y reiterándonos en que no se ha demostrado falsedad alguna en los contenidos informativos ofrecidos en nuestra web, HazteOir.org vuelve a solicitar el archivo de esta querella, que consideramos absolutamente infundada




Adopcion Espiritual

domingo, noviembre 25, 2007

Dr. House y Samuel Armas

La importancia de las palabras en la defensa de la vida


Los partidarios del aborto se han dedicado con todo éxito a practicar ejercicios de semántica. Se sugieren en este artículo términos que debemos usar:


Los partidarios del aborto se han dedicado con todo éxito a practicar ejercicios de semántica. Han dicho de nosotros que estamos a favor del "embarazo compulsivo", y que ellos apoyan "el derecho de la mujer a elegir". "Terminar el embarazo" es "algo tan sencillo como una extracción dentaria". Lo único que hay que hacer es retirar suavemente el "producto del embarazo", "el feto", "el embrión", "la unidad fetoplacentaria", "el tejido del embarazo", y "la menstruación se restablecerá". Nos acusan de querer "imponer nuestra moral" y dicen que la mujer "tiene derecho a su propio cuerpo", a la "libertad reproductiva". La mayoría de los partidarios del aborto insisten en que "personalmente se oponen, pero...". Tienen temor al retorno de las "carnicerías clandestinas". Ellos hacen hincapié sistemáticamente en el problema de los "embarazos no deseados" y de los "derechos de la mujer", pero ignoran por completo al pequeño pasajero que la mujer lleva
en su seno.



Nosotros estamos a favor del derecho a la vida. Ya desde un principio, decididos a proteger toda vida humana, adoptamos un nombre que se mostró sorprendentemente efectivo. Nos transformamos en la gente del "derecho a la vida". Esta es la mejor denominación. Úsela siempre, en toda ocasión. También se ha dicho que somos "provida". Este es, asimismo, un título excelente. Pero muchas personas han usado la expresión provida en otros sentidos, modificando su significado original en la mente de parte del gran público para tratar de incluir a aquellos que trabajan contra la pobreza, contra la guerra, contra la pena capital y contra las armas nucleares. Los partidarios del aborto también sostuvieron, en ocasiones, que eran "provida". No obstante, nunca hablaron, y nunca lo harán, del "derecho a la vida".

Seamos positivos, si es posible. Nosotros estamos en favor de la protección de los no nacidos, los discapacitados y los ancianos. Como regla general, y de ser factible, no acepte el rótulo negativo de ser "antiaborto". Esto que parece una tontería nos sitúa en la postura de "negar su progreso" en lugar de estar a favor de lo que ellos matan. No hay nada de negativo en estar en favor de la vida. ¿Y el rótulo que usan ellos? "Proaborto" es aceptable, pero "antivida" es mejor. Nunca use el "proelección" que utilizan ellos, ya que esta elección es totalmente inmoral, pero queda, en las palabras, como algo bueno. Si lo usa, agregue "para matar" al final de la frase.

¿Qué crece dentro de la madre?

Lo que crece dentro de la madre es un "bebé no nacido" o "un niño no nacido". "Bebé en desarrollo" también es una expresión precisa desde el punto de vista científico y profesional. A veces se pueden usar otros términos con connotaciones humanas, como "esa minúscula personita". Evite referirse al bebé no nacido como si se tratara de algo neutro ("esto", "eso"), y preferentemente use "él" o "ella". Los términos "feto" y "embrión" despiertan en quienes lo escuchan la imagen de un "protoplasma no humano". Nunca los emplee. Pero si no lo puede evitar, hable del "feto humano viviente".



¿Quién lleva a cabo el procedimiento?

Nunca los llame doctor o doctora, ya que no merecen esa dignidad. Tampoco...


use "cirujano". Dígales "abortistas" y nunca deje de usar ese término. La palabra abortista implica condenación, criminalidad, matanza. Este es el rótulo que merecen.

"Terminación del embarazo" es una frase propagandística de los partidarios del aborto. Evítela como si fuera la peste, ya que enmascara lo que realmente está ocurriendo. Se refiere solamente a la condición de la madre, ignorando por completo a la criatura que lleva. Más aún, no es específica del aborto. ¿O el nacimiento de cada uno no termina con el embarazo de la madre?

...use la palabra "matar"; hágalo en forma repetida, directa y con frecuencia. Es una descripción precisa y biológica de lo que sucede. Nosotros la usamos cuando pisamos una cucaracha o cuando dispersamos aerosoles sobre hierbas rastreras. Úsela también en este caso. ¿Y por qué no "asesinato"? Este es un término mucho más duro y resulta demasiado fuerte e incluso contraproducente. "Matar", en cambio, siempre es un término adecuado.

¿Quién lleva al niño en su útero?

Una "madre". Los partidarios del aborto odian este término. "Mujer embarazada" es correcto, pero "madre" es mucho mejor. El "seno de la madre" habitualmente es mejor que "útero", ya que induce una imagen de amor, calidez y seguridad.

¿El derecho de tener control sobre su propio cuerpo?

Se le podría preguntar, con cierto humor: "¿Desde cuándo ha estado fuera de control?" Pero mejor sería señalar que eso constituye un absurdo biológico, puesto que más de la mitad (52%) de los bebés nacidos (o abortados) son del sexo masculino. ¿Y quién oyó hablar, alguna vez, de un cuerpo de mujer con órganos sexuales masculinos?

Si el "derecho a su propio cuerpo" fuera aceptado como el credo feminista (derechos de la mujer), entonces serviría o debería servir para proteger a las casi 40.000 minúsculas mujeres españolas muertas anualmente por sus madres como consecuencia del aborto.

Hablar del "lugar de residencia" es un modo atractivo y preciso de hacer recordar el acto de matar, en este país, es legal siempre que el bebé todavía viva en su primer "lugar de residencia", el útero.

También hablamos de discriminación: discriminación sobre la base de la raza, del color, de la edad, de la capacidad y del lugar de residencia.

La decisión del Tribunal Constitucional siempre debe ser descrita como "la trágica...", "la salvaje...", y con otros términos similares.

¿Y las clínicas?

"Clínica de aborto" responde a una sólida propaganda de los partidarios del aborto. Lamentablemente, este término es usado a menudo por muchos miembros de los grupos provida. El término es contradictorio, ya que una clínica es un lugar adonde se concurre para ser curado. Use "lugar de abortos", si prefiere ser neutral. Pero lo mejor es "cámara de abortos". ¿Por qué "cámara"? Porque nos recuerda a los centros de exterminio. Uno de cada dos seres humanos que entran en una cámara de abortos es exterminado (la pequeña criatura que se encuentra en el seno de su madre).

La Unión Norteamericana para las Libertades Civiles (ACLU) puede definirse, en forma precisa, como la institución de defensa legal y el arma de ataque de los movimientos antivida. Puesto que es tan selectiva en cuanto a aquellos cuyo derecho a vivir defiende, muchos la llaman "Unión Anti-Libertades Civiles". Para otros es la "Unión de Libertades Anticristianas". Es necesario nombrar y explicar qué es Planned Parenthood – Paternidad Planificada - toda vez que se habla del aborto. A veces se la podrá llamar "Infecundidad Planificada". Y también se podrá hablar de la organización más importante de España (y de casi todos los países del mundo), destinada a la matanza de bebés. Nunca deje de mencionar las más de 53 cámaras de abortos que poseen, y que producen más de 80.000 muertes por año (y van en aumento).

"Embarazo por violación" no es una expresión suficientemente específica. Hable siempre de "embarazo por ataque y violación", que es extremadamente raro y que es, realmente, aquello de lo cual estamos hablando.

"Eutanasia" proviene de dos palabras griegas que significan "buena muerte". Los que proponen la eutanasia utilizan este término porque "suena bien". En realidad, ya no significa más buena muerte, sino "buen viaje".

De modo similar, "muerte con dignidad" suena bien pero requiere una aclaración. Queremos gente que viva con dignidad hasta el momento en que le llega la muerte natural.

"¿Liberalizar el aborto?"

¡Nunca use esta frase! Para muchos de nosotros, ser liberal implica estar preocupado por aquellos que más ayuda necesitan. En cambio, hable de leyes para el aborto "permisivas" o "radicales". De modo similar, nunca se refiera a la "reforma" de las viejas leyes protectivas para señalar que en la actualidad se permite matar.

Los partidarios del aborto nos acusan de querer "imponer nuestra moral" a las mujeres. Délo vuelta y diga correctamente: "¿Durante cuánto tiempo más nuestro país permitirá que las madres y los abortistas impongan su moral sobre esos bebés indefensos... para provocarles la muerte?"

El slogan del cual se valen es "Cada niño un niño deseado". Pero nuestra obligación es completar el significado real de esa oración: "y si no es deseado, mátelo".

Hable siempre de "aborto por envenenamiento salino". Nunca diga "aborto salino". Este es un término de los partidarios del aborto y no refleja lo que realmente ocurre. Siempre - sin excepciones - diga "envenenamiento salino", porque esto es exactamente lo que mata al bebé.

"Interrupción del embarazo" es una expresión absurda e imprecisa

Si yo interrumpo a alguien, significa que lo detengo transitoriamente, después de lo cual la actividad se reanuda. El aborto es permanente. Provoca la muerte. La "cureta" del abortista no es un "instrumento con forma de cuchara". Es un "cuchillo de acero con forma de bucle". La cureta no extrae la placenta mediante un raspado", sino cortándola y sacándola en lonjas.

En un diccionario, la palabra persona está definida de doce maneras diferentes. Si es Ud. quien la usa, defínala primero. Si son los otros, pregúnteles qué quieren decir con "persona". Lo mejor para los partidarios de la vida es hablar de "vida humana".

"¿Concepción?" Algunos la definen como la implantación a la semana de vida. Mejor es usar "fertilización".

¿Dicen de nosotros que somos partidarios del "embarazo compulsivo"? (Como si hubiese compulsión en permitir vivir a un bebé.) Entonces ellos son partidarios de la "muerte compulsiva".

Ellos quieren la "libertad reproductiva"; la mujer la tiene y la ha usado. Ahora es una madre y se ha reproducido. El único interrogante en este momento, es si mata o no.

¿El aborto es un tema excluyente al pensar en un candidato político?

No. Pero nosotros lo consideramos claramente como una "cuestión descalificadora" en el momento de votar.

"Aborto terapéutico" siempre se usó para referirse a un aborto que es necesario para salvar la vida de una madre. No obstante esto, el empleo de esta expresión en la primera ley del aborto en California, por los "comités de abortos terapéuticos" del Canadá y por muchos partidarios del aborto en EEUU, ha destruido por completo su significado original. Ahora "terapéutico" quiere decir "electivo".

Aquí van algunas frases cortas que le pueden ser útiles:

· El aborto es la forma más brutal de maltratar a los niños.
· El aborto es igual a la violencia: opóngase a ambos.
· Los bebés son destruidos dentro del útero.
· ¿Vida significativa? ¿Significativa para quién?
· El aborto es una pendiente que conduce al infanticidio, y el infanticidio a la eutanasia.
· ¿Calidad de vida? No. Derecho a la vida para todos.
· Antes, los abortistas las hacían entrar secretamente por la puerta de atrás. Ahora les dan la bienvenida por la puerta principal.

"Puesto que los hombres no pueden quedar embarazados, no deben opinar sobre el aborto"

Si esto fuera así, los médicos no podrían tratar una enfermedad a menos que primero la padecieran ellos. ¿Cómo hay gente que dirige funerales sin haber muerto previamente? ¿Cómo podemos oponernos al genocidio de Hitler si no somos alemanes ni judíos... o a la esclavitud si no somos ni esclavos ni dueños de esclavos? Frases como las abortistas son tan terriblemente ridículas, y tan poco pensadas por la gente, que desgraciadamente provocan el silencio de quienes deberían reirse a carcajadas ante semejantes argumentos.

"Enfermedad incurable" se aplica, por ejemplo, a todos los diabéticos, porque la diabetes es incurable; mejor hablar de "enfermos terminales".

¿Vida "potencial"? No, más bien recordar que se trata de vida humana con un vasto potencial.

¿"Venimos" de una adolescente, una niña pequeña, un recién nacido, un feto femenino, un óvulo fertilizado? No. Lo correcto es decir que una vez fuimos una adolescente, una niña pequeña, un recién nacido, un feto, un óvulo fertilizado. Cada uno de nosotros estaba allí, íntegro, en cada una de esas etapas de nuestra vida. Lo único que hicimos fue crecer.

¿"Exceso de población"? Recuerde que España y la mayoría de los países del mundo occidental han tenido durante más de una década tasas de natalidad bien por debajo del nivel de reemplazo.

La "salud" no es lo que pensamos. Tal como la definió la Suprema Corte de los EEUU y tal como la interpreta la ley en todo el mundo, significa "bienestar social, económico y físico" de la madre. Asunto que no se arregla con un aborto, dicho sea de paso, sino con justicia, trabajo, mejores relaciones humanas, etc., etc.

Si alguien "personalmente se opone, pero..." significa que en realidad es partidario del aborto. Mucho más nos gustaría que un funcionario dijera que si bien personalmente está en favor del aborto votará en favor de los derechos civiles de los no nacidos.

Abortar bebés con "impedimentos" equivale a "matar al paciente para matar la enfermedad". Recuerde que antes del nacimiento y después de él, se trata del mismo paciente y el mismo procedimiento. Eso es eutanasia prenatal.

¿"Deformidad fetal"? ¿"Defecto fetal"? ¿Por qué emplear esos adjetivos "retorcidos" cuando usamos "discapacitados" para los niños ya nacidos? ¿La palabra "deformidad" nos provoca rechazo? ¿"Defectuoso"? En nuestra cultura, las cosas defectuosas, se tiran. El término "discapacitado" evoca una mano que se tiende para ayudar. Emplear "Deformidad fetal" o "defecto fetal" es facilitar la matanza. "Discapacidad fetal", en cambio, evoca actitudes de solidaridad.

No olvide nunca que abortar como consecuencia de una violación es como "matar a un bebé inocente por el crimen de su padre".

¿Clínicas de "salud" en los colegios?

Nunca: son clínicas sexuales en los colegios.

Todo esto, que parece no tener mayor importancia que la dialéctica, es por el contrario de sumo valor a la hora de hacer comprender a la gente los horrores que la inclinan a actuar o que deciden apoyar. Ver a nuestros padres como eso, es decir, como "mis padres", es muy diferente a verlos como "personas que me procrearon". Lo que parecen meras palabras, terminan generando una actitud y finalmente una acción. Así, los "procreadores" no pueden recibir un mismo trato amoroso que los "padres", ¿verdad? Simplemente unas pocas letras pueden, con todo el contenido emocional, de la memoria y del aprendizaje que hemos ido asimilando en el tiempo, torcer nuestra comprensión o situarla exactamente en donde debe estar. En el caso del aborto, está claro que hablamos de asesinato intencional. ¿O de qué otra forma puede llamarse lo que ha sido explicado como malo desde todas las ramas de la ciencia médica, la filosofía, la religión y el sentido común y no quiere ser escuchado?

El valor de las palabras queda muy claro a los grupos antivida, que deforman las dimensiones de sus atrocidades con términos técnicos, fríos y carentes de afecto hacia los niños, y blandos, suaves y evasivos hacia los que practican el aborto, las prácticas abortistas y el supuesto derecho a decidir. Nosotros, por lo tanto, no debemos escatimar toda arma legítima para evitar este horror (que ellos camuflan con palabras aparentemente inofensivas), y una de ellas, claro está, es la de llamar a las cosas por su nombre, y entonces: La Verdad nos hará libres.


Imagen

www.veladas25.org