jueves, agosto 03, 2017

C-Case mum: I grieve for my lost baby every day

Gemma O’Doherty talks to a woman who, almost 16 years on, seeks answers from the State about her abortion and the time she spent in care






Gemma O’Doherty with Mary (not her real name), the C-Case mother.

Gemma O'Doherty
On a dark December day in 1997, Mary (not her real name) boarded a plane to England with a social worker and her foster mother.
Her 13-year-old body was gripped with nausea as she switched on her CD player and tried to sleep. A song that would become an emblem for the rest of her life began to play.
This week, almost 16 years later, Mary recalled the moment vividly as she sat in a Dublin hotel murmuring the words of the song in a poignant whisper.
"'I'm leaving on a jet plane. Don't know when I'll be back again.' I'll never forget those lines. Part of me never did come back again after that. I didn't know that the next day my life was about to change forever."
Today, Mary is a 29-year-old mother of two, but 16 years ago she was the teenage Traveller at the centre of the controversial C Case who was taken to the UK for an abortion by health board staff after being brutally raped.
This was permitted by the High Court under the earlier X-Case ruling because the court heard that Mary was suicidal.
The abortion led to a spiral of depression and chaos in her life.
But today she has turned her life around. A bright, beautiful young woman with gleaming black hair and a smart dress sense, she lives in a perfectly kept house with her loving boyfriend and her two children.
Sipping a cappuccino as she speaks of the joy in her life now, she scrolls through pictures of her little boy and girl on her phone, her face beaming at each one.
Christmas, birthdays, family gatherings, but always in the back of her mind someone is missing.
Now Mary is seeking answers from the State. She has acquired a legal team and is waiting for her medical records to be released.
In the days after the rape, social workers arrived at Mary's caravan in north Dublin and took her away. She believed she would be home again in 24 hours.
She was taken to Mullingar and placed in foster care with another Traveller family. Slowly, the days turned into weeks, and the weeks into months. Before long, she realised nobody was coming to take her home.
Around this time, she developed severe hunger pangs and frequent vomiting. She had no idea what was wrong until one day her foster mother took her to the local GP where she was asked for a urine sample.
The next morning, she was told she was pregnant. She was bewildered. "I said: 'What's pregnant?'" she recalls. "They said 'you are having a baby'. I didn't understand how I could be. A few weeks later, they came and took me on a plane to London.
"The next day, I was taken to a building. All I remember next was being wheeled on a trolley and screaming with the pain.
"They gave me an injection, and when I woke up, the pain had gone. Eventually they told me the baby was dead."
In the days before her abortion, her parents had taken a legal action against the State in a bid to stop their daughter being taken to England. A psychiatrist for the Eastern Health Board insisted that Mary would kill herself if she did not have an abortion. The couple, however, failed in their action and the abortion went ahead.
Today, Mary has launched her own legal inquiries to find out why the abortion left her so badly damaged. She is also seeking answers as to why she was put into care after the abortion.
"I wasn't educated about these things. I was 13, the eldest girl of 12. I barely got to school at all because I had to be at home to mind the kids, and cook and clean.
"In the Travelling culture, suicide and abortion are completely frowned upon. In those days, they were never even spoken about.
"When I was taken into care, I was so shy. Most of the time, I was drugged up to the eyeballs in a room on my own.
"I remember they would come in with a silver tray and a syringe on it. The drug was Largactil. They would offer it to me in a brown sticky liquid or in tablet form. I would say no to both.
"Then four of five staff would come in, hold me down and give me an injection in the bum. That was horrific because it brought back memories of the rape. Eventually I ended up taking the tablets because I didn't want to be held down any more.
"I still have dreams about a little girl with blonde hair running around a field and asking me to play with her. She is my lost daughter. I called her Shannon. I eventually got a death certificate for her. That was my way of proving that she existed."
On her 18th birthday in 2002, Mary packed her bags in her final care home and demanded to be released. A taxi was called and that was the start of her long journey of recovery.
"My name – the C-case girl – is brought up on radio and TV all the time these days as if I'm an ad for abortion. The X-case girl never had an abortion in the end so we don't know how it would have affected her, but, for me, it has been harder to deal with than the rape.
"It only really hits you after you have children. You never forget your missing baby. It plays on your mind every day. Any woman who has an abortion and then goes on to become a mother will know all about it afterwards.
"I didn't want to become a mother at 13, but I realise now that baby didn't deserve to die. I would have loved to give her up for adoption to somebody who really wanted kids and couldn't have them. She'd be a teenager today and maybe we could be friends, even if she didn't call me mammy."

La usaron como caso emblema pro-aborto, pero ella dice hoy: «Me daña más el aborto que la violación»

A la protagonista del famoso Caso C en Irlanda la condujeron a abortar al extranjero... hoy siempre piensa en esa niña




En 1997 una chica irlandesa de 13 años, violada y embarazada, llegó a Inglaterra para abortar. La acompañaban una trabajadora social y su madre adoptiva. Pero ella casi no sabía nada, ni del embarazo, ni de lo que era un aborto... De hecho, sus padres biológicos en Irlanda habían intentado evitar que las autoridades irlandesas la llevasen a Inglaterraera un caso emblemático y se trataba de abrir un agujero en la Constitución provida irlandesa que no permitía casi ningún aborto, ni por violación.
a abortar, pero las autoridades insistieron: 

El agujero era el "riesgo de suicidio". Algún psicólogo dijo que el aborto era "necesario" para evitar el suicidio de la chica. Y el Tribunal Supremo irlandés lo permitió porque ya lo había permitido así en un caso anterior.

Es la historia del llamado "Caso C" o "C Case".  Los abortistas irlandeses e internacionales lo han usado muchas veces para presionar a favor del aborto a niñas o mujeres violadas.

Pero esa adolescente de 13 años que abortó en Inglaterra creció y en 2013 contaba en el The Independent de Irlanda que se arrepentía del aborto, que abortó presionada por los mayores, sin saber lo que hacía y que cada día se arrepiente, que piensa cada día en la niña a la que no dejaron nacer, que la imagina como una niña rubia, que la imagina al ver a sus hermanos, los hijos que tiene ahora.

En este testimonio explicaba que la violación la dañó, pero el aborto la ha dañado mucho más, y la daña cada día.

Publicamos a continuación la traducción al español de este testimonio, recogido en The Independent de Irlanda y traducido por Salvar El 1 , la web de historias y testimonios que demuestran que algo horrible, como la violación, no justifica el aborto, y que donde se apuesta por la vida hay superación, esperanza y sanación.

La mamá del Caso C: "Cada día me duele mi bebé perdido"

Un oscuro día de diciembre de 1997, Mary (no es su verdadero nombre) voló a Inglaterra con una trabajadora social y su madre adoptiva.

Mary (nombre ficticio) y la periodista que la entrevistó
A sus 13 años, sentía náuseas cuando encendió su reproductor de CD y trató de dormir. Y empezó a sonar una canción que se quedó grabada en sus tímpanos y que la recordaría el resto de su vida.

Casi 16 años más tarde, Mary recordó el momento vivamente en su estancia en un hotel de Dublín tarareando las palabras de la canción en un susurro conmovedor.

-’Yo me voy en un avión a reacción..., no sé cuándo regresaré’. Nunca olvidará esas líneas, pero una parte de ella nunca volvió después de eso. No sabía que al día siguiente su vida iba a cambiar para siempre.

Hoy [año 2013], Mary es madre de dos hijos y tiene 29 años, pero hace 16 años fue la viajera adolescente de la controvertida ‘C Case’, que fue llevada por la Junta de Salud al Reino Unido para abortar después de ser brutalmente violada.

Fue autorizado por el Tribunal Superior en virtud de la sentencia anterior del caso ‘X-Case’ ya que el tribunal dictaminó que era posible que Mary se suicidara.

El aborto provocó una espiral de depresión y caos en su vida.
Pero hoy ha cambiado su vida y ella es una mujer joven, brillante y hermosa de pelo negro reluciente y muy elegante que vive con su novio y sus dos hijos.

Mientras toma un cappuccino y cuenta lo feliz que es ahora en su vida, visualiza en su móvil las fotos de su niño y niña y su rostro se ilumina. Navidad, cumpleaños, reuniones familiares... Pero siempre en el fondo de su mente echa de menos a  alguien.

Ahora Mary está esperando respuestas del Estado. Ella ha contratado un equipo legal y  espera acceder a sus expedientes médicos.

En los días posteriores a la violación, unos trabajadores sociales fueron a la casa de Mary en el norte de Dublín y se la llevaron. Creía que volvería a estar en casa en 24 horas pero fue llevada a Mullingar y la dejaron al cuidado de una familia de acogida. Lentamente, los días se convirtieron en semanas y las semanas en meses. En poco tiempo, se dio cuenta de que nadie volvía  a llevarla a casa.

Por aquel entonces, ella empezó a padecer  fuertes dolores y vómitos frecuentes. No tenía ni idea de lo que le pasaba hasta que un día su madre adoptiva la llevó al médico de cabecera local donde se hicieron una prueba de embarazo.

A la mañana siguiente, le dijeron que estaba embarazada. “Estaba desconcertada. Le dije:'¿Qué es estar embarazada?'", recuerda. "Ellos dijeron: “Tendrás un bebé”. "No entendí cómo podría ser. Unas semanas más tarde, vinieron y me llevaron en un avión a Londres.

"Al día siguiente, me llevaron a un gran edificio. Todo lo que recuerdo es que yacía en una camilla gritando de dolor”.

"Ellos me dieron una inyección, y cuando desperté, el dolor había desaparecido y finalmente me dijeron que el bebé estaba muerto".

En los días previos al aborto, sus padres habían emprendido una acción legal contra el Estado en un intento por evitar que se llevaran a su hija a Inglaterra. Un psiquiatra de la Eastern Health Board insistió en que Mary se suicidaría si no abortaba. La pareja, sin embargo, fracasó en su acción y el aborto se realizó.

Hoy, Mary ha empezado sus propias investigaciones legales para averiguar por qué el aborto la dejó tan dañada.

"Yo no había recibido instrucción  sobre  estas cosas. Tenía 13 años y era la mayor de 12 hermanos. Apenas iba a la escuela porque tenía que estar en casa para cuidar a los niños, cocinar y limpiar.

"En la cultura actual, el suicidio y el aborto están completamente asumidos pero en aquel momento ni siquiera se hablaba de ellos”.

"Cuando me llevaron yo era una persona muy tímida. La mayor parte del tiempo, estaba totalmente drogada en una habitación
 .
"Recuerdo que venían con una bandeja de plata y una jeringa y me inyectaban Largactil. También me la ofrecían en un líquido pegajoso color marrón o en forma de tableta. Yo decía que no a ambos. Entonces cuatro o cinco empleados entraron, me sostuvieron y me pusieron una inyección en la nalga. Eso fue horrible porque me trajo recuerdos de la violación. Al final, terminé tomando las tabletas porque no quería que nadie más me sujetara así”.
“Aún sueño con la pequeña niña con cabello rubio corriendo alrededor del campo y pidiéndome que juegue con ella. Ella es mi hija abortada. La llamé Shannon y conseguí su certificado de muerte. Fue mi manera de demostrar que existió”.
Al cumplir 18 años, en 2002, Mary empaquetó sus cosas en su hogar de acogida temporal y lo abandonó para ser libre. Llamó a un taxi y ese fue el inicio de su largo camino  de sanación.

“Mi historia, ‘La chica del Caso-C’, es mencionada una y otra vez en la radio y la TV todo el tiempo como si yo fuera un reclamo para el aborto. La niña del anterior ‘Caso-X’ nunca  llegó a abortar así que, al final, no sabemos cómo éste le hubiese afectado, pero para mí, fue mucho más duro lidiar con el aborto que con la violación”.

“En realidad te golpea verdaderamente una vez que eres madre. Nunca olvidas a tu bebé perdido y se encuentra en tu mente cada día. Cualquier mujer que haya tenido un aborto y luego sea madre lo entenderá.

“No deseaba convertirme en madre a los 13 años pero me doy cuenta ahora de que el bebé no merecía morir. Me hubiera encantado darla en adopción a alguien que verdaderamente deseara tener hijos y pudiera criarla. Ella sería una adolescente ahora y tendría amigos. Incluso aunque no fuera a mí a quien llamara ‘mami’”.
Artículo traducido de The Independent, 5- V- 2013 (aquí)

jueves, mayo 04, 2017

Curso de Proyecto Raquel en Ibiza

El  Obispado de Ibiza a través de la Delegación de Pastoral Familiar, ha organizado para los próximos días 8, 9 y 10 de mayo unas jornadas destinadas a formar y capacitar a todos aquellos, laicos, sacerdotes y consagrados que  quieran participar en la gran tarea de la Iglesia de acercar la Misericordia de Dios a todos los que sufren las consecuencias del aborto provocado.

Este curso conocido como “Proyecto Raquel” ofrece a las personas implicadas en un aborto provocado, una atención individualizada a través de una red diocesana de sacerdotes, consejeros, psicólogos y psiquiatras etc.

Lugar
Instituto de ciencias religiosas San Dámaso.
Calle Pedro Francés número 12, 1º.
07800 Ibiza

Fecha
8-9 y 10 de mayo 2017
de 17 a 20,30h.

Precio capacitación
15€ Incluye Material, Certificado de  asistencia y coffe-break

Forma de pago:
Ingreso en c/c: ES02 0030 2543 11 0000603271
Indicando: proyecto Raquel
Subvención del 100% para las personas que pasen a formar parte del  Proyecto Raquel en Ibiza.

Inscripción
Hasta el día 6 de mayo inclusive, en: familiaibizayformentera @ gmail.com o mediante sms al teléfono 627 4265 79,  haciendo constar nombre completo, teléfono, profesión y dirección de correo electrónico.  

El Obispado de Ibiza formará a voluntarios para atender a afectados por abortos provocados

El Obispo de Ibiza, Vicente Juan, ha impulsado esta iniciativa que surge "como una respuesta ante el drama del aborto que viven cada vez más personas en nuestra sociedad".




Leído en Diario de Ibiza
El Obispado de Ibiza, a través de la Delegación de Pastoral Familiar, ha organizado, entre los días 8 y 10 de mayo, unas jornadas destinadas a formar voluntarios interesados en atender a personas que hayan "sufrido las consecuencias del aborto provocado".
Este curso, conocido como Proyecto Raquel, ofrece a las personas implicadas en un aborto provocado una atención individualizada a través de una red diocesana de sacerdotes, consejeros, psicólogos o psiquiatras.
Proyecto Raquel, según ha explicado el Obispado, forma parte del programa que la asociación 'Spei Mater' está implantando en todas las Diócesis españolas con la autorización del Obispo correspondiente y en colaboración con la Delegación diocesana de Familia.
El Obispo de Ibiza, Vicente Juan, ha impulsado esta iniciativa que surge "como una respuesta ante el drama del aborto que viven cada vez más personas en nuestra sociedad".
El curso será impartido por María José Mansilla y el padre Jesús Chavarría, presidenta y director espiritual respectivamente de Spei Mater.




sábado, abril 15, 2017

Remembering Monsignor Ignacio Barreiro



Remembering Monsignor Ignacio Barreiro


Monsignor Barreiro
Monsignor Ignacio Barreiro died on Holy Thursday, April 13, 2017, following a long battle with cancer. Below are some statements from Monsignor Barreiro’s friends and colleagues, and a selection of some of Monsignor’s writing and other works.

Please join the HLI family in praying for Monsignor’s soul, and for consolation for all who mourn him.
HLI’s statement on Monsignor’s passing is here.



FrBMonsignorWalking
Father Boquet and Monsignor Barreiro

Father Shenan Boquet, president of Human Life International

Living a life centered on Christ was Monsignor Barreiro’s goal as priest and servant of the Gospel. Anyone who met Monsignor could feel his passion for Christ and His Church. Everything flowed from this love and with profound gratitude for what the Father generously gave him; Monsignor devoted and exhausted himself for the mission of Jesus. Even while undergoing chemotherapy, he dedicated his free time to writing, teaching, and counsel. I would often find him at his desk answering emails, responding to the needs of HLI’s global pro-life family. “All for the glory of God,” he would say.
Monsignor embodied the attitude of the Apostle Paul, “Forgetting what lies behind and straining forward to what lies ahead, I press on towards the goal” (Phil 3:13-14). In health and throughout his battle with cancer, Monsignor embodied this humble attitude and single-minded passion. He trusted himself to the will of the Father and sacrificed all for the sake of the Gospel.
I am forever grateful to Almighty God for allowing my life to cross paths with Monsignor Barreiro’s. My life is enriched by the example of his priestly life, unabashed defense of truth and untiring dedication to the protection of human life.
Maybe the best way to pay tribute to my friend is to use the words of the Apostle Paul I believe portrays best the life and priesthood of Monsignor Barreiro, “For me, to live is Christ” (Phil 1:21).



Msgr_Barreiro-Award_for_Life_2013-3
In 2013, Monsignor Barreiro received the Award for Life from the Rome Life Forum.

John-Henry Westen, LifeSiteNews

For myself and for LifeSiteNews I would like to express our heartfelt gratitude to the Lord for Monsignor Barreiro’s friendship, his counsel, his heroic example and most especially his encouragement in the faith of Our Lord Jesus Christ.
I remember fondly our meetings in Rome over the years and always being motivated by his fighting spirit. His solicitous help in arranging Vatican meetings and giving us treasured advice has helped LifeSite immeasurably.
My only regret is that it was only recently in our many years of friendship that I was able to participate in his offering of the Holy Sacrifice of the Mass, for, as I found out only lately, this was his true love and strength. Rest in peace good servant of the Master, you gave yourself all to Him through His Holy Mother, may He receive you now from Her arms.

viernes, abril 14, 2017

Fallece Ignacio Barreiro Carámbula, incansable baluarte mundial provida


Monseñor Ignacio Barreiro Carámbula, sacerdote uruguayo inasequible luchador por la vida y contra la cultura de la muerte en todo el mundo, falleció a las dos de la madrugada del Jueves Santo a consecuencia del cáncer que padecía, según informó el padre Shenan J. Bouquet, presidente de Human Life International.

Monseñor Barreiro presidió Human Life Internacional (HLI), la mayor organización católica mundial provida, durante un año de transición, y representó a la organización en Roma durante dieciséis años, hasta que en 2014 se trasladó por razones de salud a la sede central de HLI en Virginia (Estados Unidos).

Vocación tardía, monseñor Barreiro-Carámbula había cursado su licenciatura en Derecho en Montevideo, antes de ingresar en el servicio diplomático uruguayo. Formó parte de la delegación de su país ante la ONU, por lo que conocía bien los mecanismos de Naciones Unidas para implantar en todo el mundo la cultura de la muerte. 

Se doctoró en Teología en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz y fue ordenado sacerdote en 1987 en la archidiócesis de Nueva York.

Asiduo visitante de España, en 2013 participó en la XIª Semana por la Vida de la diócesis de Alcalá de Henares, y en los actos de presentación del libro El bien común. Cuestiones actuales e implicaciones político-jurídicas (Itinerarios), en el que participaba con un trabajo sobre "Las enseñanzas del Magisterio sobre el bien común temporal". Con ese motivo fue entrevistado por ReL, donde también reprodujimos algunos de sus artículos

En homenaje a monseñor Barreiro, recuperamos las declaraciones que nos hizo entonces, que no han perdido ni un ápice de actualidad y que empezaban con una pregunta por la reciente aprobación en Uruguay del "matrimonio" entre personas del mismo sexo:

-¿Se trata de una tendencia irrefrenable?
-No lo creo, es algo profundamente contrario a la naturaleza humana. Como decía Santo Tomás de Aquino, lo que es antinatural no puede durar.

-Pero la presión internacional es fortísima...
-Es parte de la equivocada doctrina del género, que considera que cada persona es libre de escoger su orientación sexual.

-¿Está sola la Iglesia en estas batallas?
-No, en Iberoamérica muchos grupos protestantes tienen una posición similar. Al mismo tiempo es de lamentar el crecimiento de diversas sectas protestantes.

-¿Qué piensan los gobiernos populistas iberoamericanos?
-El populismo de izquierda que prevalece hoy día en Latinoamérica tiende a no defender la vida, pero en general no me parece que exista una posición común a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo.

-¿Por qué se los considera asuntos privados, y no parte del bien común?
-El origen de esta posición esta en una visión liberal de la existencia que hace prevalecer el “derecho de elección”, o sea los deseos subjetivos de las personas, sobre el bien común.

-¿En qué perjudica al bien común la cultura de la muerte? 
-En primer lugar, el ataque al derecho a la vida, que es el derecho más básico de todos los seres humanos, lesiona gravemente el bien común. En segundo lugar creo que es evidente que a través del aborto la sociedad se esta privando de miles de personas que podrían haber contribuido en forma significativa al bien común a través de sus virtudes y talentos.

-¿Y el divorcio?
-Si consideramos que el matrimonio natural es el origen de la familia y la familia es la célula de base de la sociedad, es indudable que la introducción del divorcio legal es profundamente lesiva del bien común.

-¿También la adopción por parejas del mismo sexo?
-Es ir contra la misma naturaleza humana, y consiguientemente contra los derechos fundamentales del ser humano en cuanto persona. No se respeta el interés superior del niño cuando lo que se prioriza es el interés del que adopta, pues en estos casos se "instrumentaliza" o "cosifica" al niño en función del deseo o el querer de otros y no se atiende realmente lo que éste necesita.

-¿Y qué necesita?
-La primera escuela de formación que reciben los niños es a través del ejemplo de los padres. El crecer y ser educados por una pareja homosexual les da a los niños un modelo que es profundamente antinatural. En sus consideraciones de 2003 sobre el reconocimiento legal a las uniones homosexuales, la Congregación para la Doctrina de la Fe recordó que les priva de la experiencia de la maternidad o de la paternidad, y que el interés superior que en todo caso hay que proteger es el del infante, la parte más débil e indefensa.

-¿Cuál es la situación actual del movimiento provida a nivel mundial?
-Un claro fortalecimiento.

-¿Y su organización, Vida Humana Internacional?
-Está ampliando su presencia internacional ante el creciente numero de pedidos de asistencia en muchos países.

-¿Hay avances en la opinión pública?
-Si uno mira las diferentes manifestaciones pro-vida tanto en Europa como en los Estados Unidos, se ve un aumento significativo del número de participantes. En particular se nota un aumento de la participación de los jóvenes.

-Pero la legislación cambia poco...
-En los Estados Unidos, diversos estados han aprobado leyes que limitan el acceso al aborto. El Estado de Texas ha pasado leyes que obligan a las clínicas de aborto a dar información sobre el estado del niño, los riesgos del procedimiento de aborto y alternativas pro-vida, para que la mujer que está pidiendo hacer un aborto pueda dar su consentimiento informado. El caso mas reciente y positivo es la ley del Estado de Dakota del Norte que prohíbe todos los abortos después que el corazón del niño por nacer comience a latir. Esta ley, de hecho, impediría los abortos quirúrgicos.

-¿Podemos avizorar un futuro mejor, entonces?
-Podemos claramente esperar un futuro mejor, pues las medidas de los gobiernos contrarias a la vida y la familia son antinaturales y profundamente lesivas al bien común de la sociedad. Dios en su Providencia y como Señor de la Historia nos ayudará para cambiar en forma significativa la presente situación

-¿Qué propone usted en concreto contra la cultura de la muerte?
-Primero, una seria evangelización, pues no se puede separar la defensa de la vida y la familia de la presentación de la Fe. Segundo, un mayor compromiso educativo, explicando cómo la cultura de la muerte destruye a la sociedad. Tercero, un mayor empeño en la vida política, exigiéndoles a los líderes políticos que se consideran conservadores o que buscan el apoyo de sectores conservadores de la opinión publica una mayor coherencia en la defensa de la vida y la familia. 

-Hemos hablado antes del bien común. ¿Qué papel ocupa ese concepto en la doctrina social de la Iglesia?
-El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia del Pontificio Consejo Justicia y Paz, publicado en 2004, le dedica al principio del bien común una importante sección. Y afirma que ninguna forma expresiva de la sociabilidad (familia, grupos sociales intermedios, empresas) puede eludir la cuestión acerca del propio bien común, que es, dice, “constitutivo de su significado y auténtica razón de ser de su misma subsistencia”.

-¿Cuál es el papel del Estado en su concreción? Porque usted, en su colaboración al volumen sobre El bien común, matiza esa intervención. . . 
-El Estado no se puede limitar a ser juez y gendarme. Tiene que guiar la vida económica de la sociedad cuando los privados o particulares no son capaces de empujar el crecimiento económico. Tiene que vigilar que se cumpla el bien común en la vida económica. Ahora bien, teniendo en cuenta la experiencia histórica del crecimiento incontrolado y aparentemente incontrolable de los poderes del estado este principio se debe interpretar en la forma mas restringida posible.

-O sea, nada de socialismo... 
-El socialismo cree que es un bien en sí mismo que el estado controle a la economía. Más aún: ciertas formas del socialismo son favorables a que el estado sea propietario de importantes medios de producción. Por el contrario, la posición católica es que el Estado debe vigilar y guiar la sociedad para asegurar el bien común, pero salvo raros casos el Estado no debe ser propietario de los medios de producción.

-¿Exige el bien común internacional una autoridad mundial como la ONU? 
-Seria teóricamente deseable que existiese una autoridad internacional que velase para la aplicación del bien común internacional, pero tiene que ser evidente que la ONU no es capaz de desarrollar esas funciones. La ONU nació bajo una ideología liberal y en cierta forma socialista como la Sociedad de las Naciones. El objetivo final de los “padres fundadores” de las Naciones Unidas era el establecimiento de un gobierno mundial de naturaleza democrática, combinada con una organización socialista de la sociedad. Sobre la base de esta ideología la ONU es uno de los principales foros desde donde se promueve la Cultura de la Muerte.

-¿Forma Dios parte del bien común temporal?
-Es evidente. En primer lugar, porque el Señor es el Creador de la naturaleza humana y por ende de la sociedad humana. Como consecuencia, él ha establecido las normas sobre la base de las cuales la sociedad tiene que ser organizada. El hombre, por su lado, es solo el administrador de la sociedad bajo la soberanía y en dependencia de Dios.

-¿Y es la realeza social de Cristo la aspiración máxima del bien común en la doctrina de la Iglesia?
-Sí. La instauración del Reino Social de Cristo implica que la sociedad sea regida por las leyes del Evangelio. Tenemos que tener una visión precisa de la sociedad ideal donde Cristo reine. En la encíclica Quas Primas, donde Pío XI expone espléndidamente el dogma de la realeza social de Cristo, afirma que todos los hombres están bajo la autoridad de Cristo, tanto considerados individualmente, como colectivamente.


Leído en REL



jueves, abril 13, 2017

«Al Cristo de la Buena Muerte» de Pemán


¡Cristo de la Buena Muerte,
el de la faz amorosa,
tronchada como una rosa, 
sobre el blanco cuerpo inerte
que en el madero reposa.
¿Quién pudo de tal manera
darte esta noble y severa
majestad llena de calma? 
No fue una mano: fue un alma
la que talló tu madera.
Fue, Señor, que el que tallaba
tu figura, con tal celo
y con tal ansia te amaba,
que, a fuerza de amor, llevaba
dentro del alma el modelo. 
Fue, que, al tallarte, sentia
un ansia tan verdadera,
que en arrobos le sumía
y cuajaba en la madera
lo que en arrobos veía.
Fue que ese rostro, Señor,
y esa ternura al tallarte,
y esa expresión de dolor,
más que milagros del arte,
fueron milagros de amor.
Fue, en fin, que ya no pudieron
sus manos llegar a tanto,
y desmayadas cayeron... 
¡y los ángeles te hicieron
con sus manos, mientras tanto!

Por eso a tus pies postrado;
por tus dolores herido
de un dolor desconsolado;
ante tu imagen vencido
y ante tu Cruz humillado,
siento unas ansias fogosas
de abrazarte y bendecirte,
y ante tus plantas piadosas,
quiero decirte mil cosas
que no se cómo decirte...

¡Frente que, herida de amor,
te rindes de sufrimientos
sobre el pecho del Señor
como los  lirios que, en flor, 
tronchan, al paso, los vientos!
Brazos rígidos y yertos,
por tres garfios traspasados
que aquí estais; por mis pecados
para recibirme, abiertos,
para esperarme, clavados.
¡Cuerpo llagado de amores!
yo te adoro y yo te sigo;
yo, Señor de los señores, 
quiero partir tus dolores
subiendo a la cruz contigo.
Quiero en la vida seguirte,
y por sus caminos irte
alabando y bendiciendo,  
y bendecirte sufriendo,
y muriendo bendecirte.

Quiero, Señor, en tu encanto 
tener mis sentidos presos,
y, unido a tu cuerpo santo,
mojar tu rostro con Ilanto,
secar tu llanto con besos.
Quiero, en santo desvarío,
besando tu rostro frio, 
besando tu cuerpo inerte,
llamarte mil veces mio...
¡Cristo de la Buena Muerte!

Y Tú, Rey de las bondades,
que mueres por tu bondad
muéstrame con claridad
la Verdad de las verdades
que es sobre toda verdad.
Que mi alma, en Ti prisionera
vaya fuera de su centro
por la vida bullanguera;
que no le Ileguen adentro
las algazaras de fuera;
que no ame la poquedad
de cosas que, van y vienen;
que adore la austeridad
de estos sentires que tienen
sabores de eternidad;
que no turbe mi conciencia
la opinión del mundo necio;
que aprenda, Señor, la ciencia
de ver con indiferencia
la adulación y el desprecio;
que sienta una dulce herida
de ansia de amor desmedida;
que ame tu Ciencia y tu Luz;
que vaya, en fin, por la vida
como Tú estás en la Cruz:
de sangre los pies cubiertos,
llagadas de amor las manos,
los ojos al mundo muertos,
y los dos brazos abiertos 
para todos mis hermanos.

Señor, aunque no merezco
que tu escuches mi quejido;
por la muerte que has sufrido,
escucha lo que te ofrezco
y escucha lo que te pido:
A ofrecerte, Señor, vengo
mi ser, mi vida, mi amor,
mi alegria, mi dolor;
cuanto puedo y cuanto tengo;
cuanto me has dado, Señor.
Y a cambio de esta alma llena
de amor que vengo a ofrecerte,
dame una vida serena
y una muerte santa y buena.
¡Cristo de la Buena Muerte!